Científicos italianos aseguran que el coronavirus parece hoy “menos agresivo”.

Creen que el virus "podría experimentar una reducción significativa en su capacidad de causar enfermedad".

Giuseppe Remuzzi, director del Instituto de investigaciones farmacológicas Mario Negri de Milán, analizó la situación de la pandemia en Italia y aseguró que “los pacientes con coronavirus ahora son completamente diferentes de los de hace tres o cuatro semanas” porque “los cuidados intensivos y las hospitalizaciones continúan disminuyendo en los hospitales”.

“Antes llegaban a los servicios de urgencias 80 personas todas ellas con dificultades respiratorias graves, hoy nos llegan 10 y, de ellas, 8 las puedes mandar a su casa. La situación ha cambiado en todas las ciudades, no solo en Bérgamo y Milán, sino también en Roma y Nápoles”, afirmó el investigador, según consignó el medio ABC  de España. En este sentido, Remuzzi argumentó que ve que “estas personas enfermas ya no son las mismas que los infectados de hace semanas. Y esto no es poco, sino una gran cosa que causa impresión. Obviamente somos muy prudentes, porque podría haber una segunda ola de la pandemia”.

El científico aseguró que “no sabe” si ha cambiado el virus o si ha cambiado la carga viral de cada paciente. “Lo único que puedo decir es que parece que nos enfrentamos a una enfermedad muy diferente de la que puso nuestras estructuras en crisis al comienzo de la pandemia”, aseveró. En este marco el profesor pronosticó que, quizás, la desaparición del coronavirus llegue antes que la vacuna. “Habrá una vacuna, pero probablemente cuando llegue, espero, si las cosas continúan como están ahora, el virus habrá desaparecido. Pero la vacuna será útil para la próxima vez o para otros virus”, expresó.

En la misma línea opinó otro prestigioso inmunólogo y virólogo italiano. Guido Silvestri afirmó también que “el virus podría experimentar una reducción significativa en su capacidad de causar enfermedad, como varios colegas parecen convencidos de que esto ya está sucediendo”.
Massimo Galli, jefe del departamento de enfermedades infecciosas del hospital Sacco de Milán, confirmó que hay “enfermos menos graves”, pero encuentra una explicación a este dato objetivo y se muestra cauto. “No hay evidencias de cambio de mutación del coronavirus; pero el hecho de que haya personas menos graves en los hospitales puede estar motivado porque estamos en la cola de una epidemia que ha visto a las personas más frágiles presentar las formas más graves en los dos meses pasados, pero eso no quiere decir que se haya atenuado el virus”, argumentó.

Este lunes, la Protección Civil de Italia informó que 179 personas murieron en las últimas 24 horas, con lo que el total de víctimas desde el inicio de la pandemia llegó a 30.739. En un marco de descenso constante de la curva epidemiológica, los curados de ayer en este país (1.401) duplicaron a los nuevos positivos (744), con una cantidad de enfermos actuales de 82.488, con menos de 1.000 personas en terapia intensiva por primera vez desde iniciada la cuarentena.

Con más de 30.000 víctimas desde que inició la pandemia, Italia inició el lunes 4 de mayo la denominada “fase de convivencia” con el virus, que prevé una flexibilización gradual de la cuarentena, en un marco de marcado descenso de los contagios, que ayer tocaron el pico más bajo desde inicios de marzo, al igual que la cantidad de fallecimientos diarios.

www.datagenconsultora.com.ar

Mio Sabores - San Jerónimo 3170 - 3425165751

Noticias relacionadas