El gobierno de Santa Fe autorizó obras de construcción y quiere habilitar gimnasios, restaurantes y servicio doméstico

El gobernador Omar Perotti habilitó las construcciones privadas con un máximo de 10 trabajadores. “Somos hasta aquí la provincia que ha tenido en su actividad industrial y productiva la mayor amplitud desde el inicio del aislamiento", dijo

 

El gobernador de la provincia de Santa Fe, Omar Perotti,habilitó la apertura de nuevas actividades que de este modo a partir de ahora estarán exceptuadas del aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige en todo el país tras el avance del COVID-19. Se trata de las obras de construcción privadas para las ciudades de Santa Fe y Rosario con hasta 10 trabajadores, algo que ya había sido autorizado en el resto del territorio provincial.

No será lo único. En el camino hacia la progresiva normalización de la actividad económica, el mandatario anunció también que le solicitará a la Nación el permiso para que habiliten gimnasios, servicio doméstico y locales gastronómicos. “Siguiendo la evolución de los avances día a día de los muestreos y los testeos que se están dando, vamos tomando distintas medidas”, dijo.

“Vamos a incorporar actividades que se están haciendo en el resto de la provincia, que son las obras privadas, para que el sector de la construcción pueda movilizarse.”

Tenemos una instancia común con un protocolo para la construcción con 10 empleados, más el personal técnico; y por otro lado aquellas obras puntuales donde el personal supere los 10 trabajadores un protocolo específico que cada municipio estará presentando al Ministerio de Trabajo”, dijo Perotti.

Anunció también para toda la provincia “la facultad de los intendentes de fijar el horario de los comercios, a partir de las 9 de la mañana, sectorizando por barrios y de acuerdo a la modalidad y al tránsito que se dé en cada una de las localidades”.

En ese sentido, pidió habilitar la modalidad “para llevar” o “take away” en bares, restaurantes, rotiserías, heladerías, y otros puntos de venta de productos alimenticios elaborados,en los horarios que establezcan las autoridades municipales o comunales. Esos locales podrán extender su horario de cierre más allá de las 19 horas.

A excepción de los grandes conglomerados de Santa Fe y Rosario, el gobernador afirmó que, “para el resto del territorio, funciona el take away y el pick up, y se ha solicitado a la Nación que se pueda aplicar en Rosario y Santa Fe; son actividades que solamente autoriza el gobierno nacional”, explicó.

De igual forma, a través del decreto Nº 455, se permitió -a excepción de los grandes conglomerados- la actividad en sindicatos, entidades gremiales, empresarias, obras sociales, cajas y colegios profesionales, administración de entidades deportivas, y la tarea administrativa de universidades nacionales y privadas con sedes en el territorio provincial, a puertas cerradas, con turno previo, de lunes a viernes hasta las 19 horas.

También “podrán abrir los comercios minoristas en centros comerciales, paseos comerciales o shoppings, exclusivamente con la modalidad particular de entrega y pago previamente convenidos, a realizar en un espacio exterior lindante (playas de estacionamiento o similares), debidamente acondicionado, en los horarios que establezcan las autoridades municipales o comunales, pudiendo extender su horario de cierre más allá de las 19 horas”, señaló el gobierno provincial.

Al respecto, la administración de Perotti advirtió que “deberán cumplir las medidas de prevención sanitarias ordenadas por las autoridades sanitarias en todo momento, trabajar con la dotación mínima de personal necesaria y que pudieran concurrir sin utilizar el transporte público de pasajeros”.

Pedidos a la Nación

El gobierno de Perotti anunció también que solicitó autorización a la Nación para abrir, entre otras cosas, bares y restaurantes en el territorio provincial, así como la habilitación de gimnasios, servicio doméstico y reuniones familiares.

En cuanto a los locales gastronómicos, sería “bajo modalidad de reserva previa, garantizando el debido distanciamiento social entre los comensales, los que deberán concurrir por sus propios medios”. Se podrá ocupar simultáneamente hasta el 50 por ciento de la capacidad máxima de los locales.

Las actividades del servicio doméstico serían para los grandes aglomerados y en cuanto a las habilitaciones de “las instalaciones a los fines de la práctica de actividades deportivas que no impliquen contacto físico”, deberán ser por turnos, en espacios abiertos o suficientemente ventilados. Acá estarán incluidos “los gimnasios que reúnan esas características, sin reuniones”, agregaron.

De igual forma, la administración de Perotti pidió permiso para habilitar las reuniones familiares, de hasta diez personas, los días sábados, domingos y feriados, en domicilios particulares. Algo que ya se empezó a implementar en algunas provincias.

Finalmente, la provincia solicitó autorizar las “mesas examinadoras de las unidades académicas de las Universidades nacionales y privadas, debiendo observarse un sistema de turnos a algo similar”.

El COVID-19 en la provincia

De acuerdo con el último reporte de las autoridades sanitarias de Santa Fe, ayer en la ciudad de Rosario y la provincia no registraron casos nuevos de coronavirus. De esta manera, el número total de positivos confirmados de COVID-19 asciende a 260 desde que comenzó la pandemia.

En la ciudad rosarina, por ejemplo, en los últimos tres días no hubo infectados confirmados y apenas uno desde hace una semana.

www.datagenconsultora.com.ar

Mio Sabores - San Jerónimo 3170 - 3425165751

Noticias relacionadas