Mamás que trabajan desde casa se estresan más que en la oficina

¿Qué tanto te afecta estar al mil para tu familia y tu trabajo? Conoce qué tanto sube tu nivel de estrés

Ser mamá es estresante, trabajar es aún más porque tienes que hacer miles de cosas en la oficina, mientras tu hijo está mandándote mensajes de WhatsApp con un «mi hermano dijo o me hizo»; ahora imagínate eso mismo pero en vivo y a todo color. Pues como lo lees, se ha comprobado que las mamás que trabajan desde casa se estresan más que en la oficina.

¿Por qué las mamás que trabajan desde casa se estresan más?

Esta declaración se dio como resultado del estudio Encuesta Longitudinal de Hogares del Reino Unido, donde participaron las profesoras Tarani Chandola, de la Universidad de Manchester, y la Dra. Cara Booker, la profesora Meena Kumari y la profesora Michaela Benzeval, del Instituto de Investigación Social y Económica de la Universidad de Essex.

En dicha investigación donde se asegura que las mamás que trabajan desde casa se estresan más, se analizaron datos de más de 6 mil participantes, se recopiló información de la vida laboral, las lecturas de medidas de respuesta al estrés, incluidos los niveles de hormonas y la presión arterial, además del colesterol.

Por su parte, la investigadora Tarani Chandola, explicó que las madres que trabajan experimentan más presión, pero que fue interesante descubrir las adaptaciones a la hora de trabajar desde casa y con horarios flexibles, donde los estudios arrojaron que los niveles de estrés no redujeron.

«Cuando trabajas desde casa, en realidad no estás reduciendo tus horas, y para muchas personas, en realidad podrías estar aumentando tus horas, ya que estás constantemente ‘encendido’ todo el tiempo», explicó Chandola.

El estudio que indica que las mamás que trabajan desde casa se estresan más, también indica  que esto se da porque en la mayoría de los casos, las mamás son las principales cuidadoras de sus hijos, lo que se suma a las más de 40 horas de trabajo de oficina, semanales.

La investigación arrojó que las la presión arterial, era un 40% más alto si las mujeres trabajaban a tiempo completo mientras criaban dos hijos que entre las mujeres que trabajan a tiempo completo sin hijos.

En el caso de las mujeres que trabajaban a tiempo completo con un hijo, mostraban un aumento de 18% en sus niveles. Mientras que aquellas con dos hijos que trabajaban horas reducidas a través del trabajo a tiempo parcial, la participación en el trabajo y los arreglos de trabajo flexibles a tiempo parcial tenían niveles de estrés crónico un 37% más bajos que las que trabajan en trabajos donde el trabajo flexible no estaba disponible.

Las investigadoras explican que esto debe atenderse ya que esto puede tener efectos negativos que afecten su vida personal y profesional. Por ejemplo, esto puede ocasionar el desarrollo de enfermedades como hipertensión, enfermedades cardíacas y un mayor riesgo de mortalidad.

Mio Sabores - San Jerónimo 3170 - 3425165751

www.datagenconsultora.com.ar

Noticias relacionadas