Coronavirus en la TV: por qué hay cada vez más casos en la pantalla chica

Invitados que deambulan de un canal al otro y el distanciamiento social como slogan. Desde técnicos hasta al dueño de un canal, que tuvo que hacerse el hisopado, todos están expuestos.

En apenas una semana, el asunto explotó. Desde que se había decretado la cuarentena obligatoria, la televisión parecía avanzar en un universo paralelo. A pesar del aumento de entrevistas por teleconferencia y la sobreactuación de las medidas de prevención por parte de ciertos conductores, en la pantalla chica nada se había transformado demasiado. En los programas el distanciamiento social era un slogan y por los pasillos de los estudios desfilaban invitados cuyos permisos de circulación -solo habilitados, en teoría, para trabajadores esenciales- eran siempre un misterio. Sin embargo, la noticia de diagnósticos positivos de Covid-19 en la pantalla chica cambió el ánimo y alertó a las autoridades de las señales. En un ambiente endogámico como es la tevé, nadie puede sentirse inmune.

Los casos en la televisión aparecieron en el momento en el que el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) se acerca al tan temido pico de contagios. Mientras que el promedio del índice de positividad en marzo fue del 16,8%, esta semana, en Capital Federal el índice rondó los 44,2% y en Provincia los 35,3%. Es decir, la cantidad de diagnósticos confirmados en relación a los testeos aumentó de forma estrepitosa. Los sectores que no dejaron nunca de moverse están cada vez más expuestos al punto que, hasta el médico de Alberto Fernández, recomendó que el Presidente restrinja al máximo sus actividades y maneje al país desde Olivos.

En este contexto, la tevé aparece como un espacio más que vulnerable. Movileros que cumplen su trabajo en las calles y vuelven a los estudios e invitados que pululan de un canal al otro convierten a las emisoras en una potencial red de transmisión. Y, a pesar de que en todas las señales se implementaron protocolos de prevención temprano, desde el Estado insisten en que se observó un “relajamiento” de las medidas y los contagios empezaron a aparecer. Al momento, ya se confirmaron diagnósticos positivos en Canal Nueve, Telefe y El Trece.

Foco Telefe. 

Una de las primeras alertas mediáticas en la señal fue la confirmación de que Martín Insaurralde tenía Covid-19. Su mujer, Jésica Cirio, es parte del staff de “La peña de morfi” y tuvo que aislarse. Sin embargo, su prueba dio negativo y todo parecía volver a la tranquilidad hasta que el lunes 15 se confirmó que un productor de “El precio justo” tenía coronavirus y dos días después llegó la confirmación de otros dos productores. El problema en el canal empezó a escalar: durante ese fin de semana, se habían grabado tres emisiones del ciclo que conduce Lizy Tagliani y por el estudio habían deambulado más de una decena de famosos.

Según trascendió, las autoridades del canal observaron las cámaras de seguridad para establecer los contactos entre todas las personas que habían estado ese día y llamó por teléfono a cada uno para informar la situación. El test a Tagliani era clave. Ella había sido la única que en contacto estrecho con los productores diagnosticados y, si ella llegaba a dar positivo, la posibilidad de transmisión a todos los invitados iba a ser alta. El resultado positivo de la conductora encendió todas las alertas.

Alertas. 

A inicios de la semana pasada también se supo que Guillermo “Chiche” Ferro, periodista en “Telenueve”, había dado positivo. Según escribió él mismo en redes sociales, había comenzado con síntomas de gripe y cuando le hicieron el hisopado se confirmó que tenía coronavirus. De ahí que el canal haya obligado a todos los empleados que habían tenido contacto con él a mantener el aislamiento. Entre ellos, hubo periodistas, conductores y personal técnico del noticiero.

En El Nueve la preocupación llegó hasta las esferas más altas. El miércoles 17, el dueño del canal, Carlos Lorefice, recibió su diagnóstico negativo. Según una versión, había almorzado con el diputado Alex Campbell, uno de los políticos contagiados, y de ahí la sospecha. Sin embargo, el empresario desmintió esta hipótesis. Respecto a las repercusiones dentro del canal, respondió a NOTICIAS: “Dado que mi reunión fue fuera, no hubo que tomar medidas adicionales dentro del edificio”.

En América, cuando se supo que un utilero del canal presentaba síntomas sospechosos, se extremaron las medidas de seguridad. Aunque el resultado resultó negativo, el asunto se volvió público ya que Jorge Rial, que se encuentra dentro del grupo de riesgo por tener hipertensión y problemas cardíacos, decidió continuar con “Intrusos” desde su casa.

En la mayoría de los canales se reforzó el teletrabajo en los puestos en los que fuera posible. Según informan desde Artear, por ejemplo, el 60% de su personal está cumpliendo sus tareas de forma remota. Así y todo, la semana pasada se confirmó que un hombre del área creativa de El Trece dio positivo. Desde el canal prefirieron no responder sobre el asunto ni tampoco acerca del hecho que esta semana se llevó todas las críticas: Yanina Latorre, una de las panelistas de “Los ángeles de la mañana”, publicó en su cuenta de Instagram una serie de stories con Santiago Maratea, que había sido invitado al ciclo. “Lo amo. No me importa nada”, repetía la mediática mientras abrazaba al influencer.

Endogamia.

El problema excede a lo que pueda hacer cada señal, ya que los personajes que están en un programa suelen ser invitados por otros de la competencia. Sin ir más lejos, Maratea había estado unos días antes en “El precio justo”. Entre los 12 famosos que estuvieron en el programa de Tagliani antes de la confirmación del primer caso, se contaba, por ejemplo, a Diego Moranzoni, que a su vez conduce un ciclo en Crónica TV. Desde el canal le pidieron al conductor que se realizara el test antes de volver a la pantalla. Algo similar sucedió con Gustavo Conti. Luego de su participación en el ciclo de Telefe iba a asistir al programa de Mariana Fabbiani en El Trece pero, ni bien se enteró de la situación, la conductora se opuso y pidió precaución.

La situación se complica día a día. En las últimas horas se supo que la abogada Mariana Gallego tiene coronavirus. Su marido, el abogado Mauricio D’Alessandro es un invitado frecuente a la televisión y, en las últimas semanas, tiene una presencia casi permanente en el programa de Alejandro Fantino en América.

fuente: Noticias

Mio Sabores - San Jerónimo 3170 - 3425165751

www.datagenconsultora.com.ar

Noticias relacionadas