De qué se trata Nudentena, la iniciativa online para “liberar al cuerpo” en cuarentena

Nudentena nació como una iniciativa para liberar al cuerpo durante el aislamiento.

Camila Sallent tiene 29 años, vive en Buenos Aires, es comunicadora y productora. Antes de la cuarentena se dedicaba al management en moda y música para artistas como Anyi. El aislamiento social que impuso la pandemia de coronavirus la convirtió, sin embargo, en “madama”. Hoy es el cerebro detrás de Nudentena, algo que según su autora “no tiene forma” pero “aborda la liberación del cuerpo, de la mente y del espíritu. Es una comunidad y es una revolución sexual”.

Esa esencia se vio reflejada -hasta ahora- en un perfil de Instagram y un canal de Telegram cuyo incentivo y origen fueron la naturalización de cuerpos desnudos a través del envío de nudes.

¿Cuándo y cómo surgió exactamente Nudentena?

CS: Surgió durante los primeros días de cuarentena. Yo logré naturalizar mi cuerpo desnudo hace un tiempo y me resultó muy liberador. Durante los primeros días de la cuarentena hacía mucho calor y yo pasaba casi todo el tiempo sin ropa. Un día subí una nude a las historias de mi cuenta de Instagram pesonal y pregunté si alguien más estaba así y muy muy rápido como 200 amigos me respondieron con su nude. Ya se percibía una necedidad de todes de compartir y mostrar, así que sin tener más plan que ese hice la primera cuenta.

 

Camila Sallent, creadora de Nudentena.

El perfil fue mutando de nombre, más que nada por los bloqueos por parte de la plataforma de Facebook a la cuenta creada por Sallent, pero su objetivo era principalmente publicar consignas.

Cada día tiene una consigna para las nudes. Me llegan por MD (mensaje directo) y esas fotos van a Telegram, a un canal cerrado. Es decir, no es un chat y no se encuentra por buscador. Allí solo se ve lo que yo comparto. Cuando la gente es nueva, me envían su nude de presentación por Instagram y yo les doy un link de acceso al canal que es personal y expira a los pocos minutos. Ademas de las nudes en Telegram tenemos un link a un Drive en el que voy cargando películas, libros, textos, cosas que me va compartiendo gente de la comunidad y otros links de interés como pueden ser los últimos capitulos de “Rick y Morty”. Al final de cada día se borran todas las fotos y al día siguiente se vuelve a empezar”, resume la ideóloga de Nudentena.

En sus cuentas de Instagram además había diálogo: Sallent compartía desde chats que le llegaban hasta preguntas y juegos como el “Yo nunca…”. Recibía nudes -anónimas o no- casi todos los días, aunque reconoce que por momentos ella misma sentía la necesidad de ponerle un freno a la iniciativa. “Puede ser porque me esté tomando un descanso personal del teléfono. A veces también invito al silencio cuando el ambiente está muy cargado en redes sociales, con mucha gente manifestándose, cuando hay mucho enojo, para desaturar un poco el canal y alinear energéticamente con lo que esté pasando”, aclara.

El principal intercambio con la comunidad de alrededor de 700 personas que ya formaron parte de Nudentena se da en encuentros virtuales vía Zoom.

Hay cenas de chicas, clases de yoga, talleres de respiración, nos juntamos a charlar de temas específicos como el miedo o la meditación y tenemos la fiesta. Nos hemos quedado hablando toda la noche hasta las 11 de la mañana sin parar con gente en distintas partes del mundo.

Las reglas allí son claras: los hombres hetero cis necesitan ser recomendados por una mujer que ya sea parte de la comunidad para ingresar al canal de Telegram. No se puede enviar una nude no solicitada y “si se le va a hablar a alguien se hace pidiendo mucho permiso y con mucho respeto”. A su vez, “si no se quiere responder a esta intención de empezar una conversación también se dice que no con mucho respeto”. Finalmente, agrega Sallent, “los hombres no pueden mostrar nunca “la espadita”. como le decimos. Esto al principio los descolocó pero luego los ayudo mucho a poder mirarse el resto del cuerpo y manifestarse de una manera no falocéntrica“.

Sobre la participación de estos últimos, la impulsora de esta iniciativa cuenta que aunque el espacio que creó “es un espacio de exposición y confianza”, se encontró con muchos hombres que quieren sumarse “como si esto fuese una góndola de supermercado”. “Costó bastante, al principio tuve que ajustar muchas tuercas para que se porten bien, eran un desmadre del malo. Hoy por hoy los que son parte de la comunidad se portan tan bien que da emoción. Si alguien incomoda a alguien siempre me lo vienen a contar y si rompen las reglas los saco. Nunca podría crear ni promover un espacio donde una persona pueda sufrir acoso, violencia o miedo“, remarca la productora.

De todas maneras, la creadora de Nudentena aclara que el proyecto se trata de respeto y amor libre, no de género u orientación sexual; es “resistencia y desmadre”.

En relación a las censuras que recibió por parte de Instagram, Sallent agrega: “Creo que todo grupo que invite al despertar de la consciencia, a la liberación, al pensamiento propio, a la confianza y la desprogramación es una amenaza. A mí no me importa que cierren la cuenta mil veces, Nudentena es un ave fénix, no volvería a abrir ninguna de ellas si pudiese hoy por hoy porque con cada una muere y nace una nueva etapa, más evolucionada del grupo. Para mí los bloqueos de Instagram son graves porque es censura, atenta directamente a la libertad de expresión. La última cuenta que cerraron no tenía ningún contenido sexual explícito”.

A la organizadora el título de madama se lo pusieron varias personas que vienen participando del proyecto desde su comienzo. Hoy una mayoría le dice así y para ella “es gracioso”. “Tiene que ver con que soy moderadora, doy consignas, juego a ser muy dictadora. Elijo quién está dentro y quién no y hago de Nudentena un espacio de diálogo y crecimiento. Hay un poco de morbo en la gente en complacer las órdenes de la madama. Es como voyeurismo pero no porque yo me muestro también, aunque no siempre y fuera de las consignas”, detalla.

El proyecto ya conformó según Sallent una comunidad que trasciende la cuarentena, y todo lo que hoy es un encuentro virtual pasará a ser en un espacio físico: “Quiero hacer la casa de Nudentena, la verdadera base del desmadre. Además tenemos todes muchas ganas de poder vernos en la vida real, ya sentimos que somos amigues de siempre”.

Al final, la productora dice que el aislamiento ayudó a que más personas se sumarán a una movida como esta. “Estamos en un limbo donde todes se sienten muy confundidos respecto al futuro, como que todo lentamente se desvanece, la incertidumbre aumenta. Creo que eso fue una motivación para sacarse pesos, traumas, complejos de encima. Sin duda ver a otres liberándose es motivador. A les que están un poco dudoses les digo siempre ‘amor, la cuarentena es larga y la vida es corta’“.

Fuente: A24

 

 

 

 

www.datagenconsultora.com.ar

Mio Sabores - San Jerónimo 3170 - 3425165751

Noticias relacionadas