Sexualidad y pandemia: cómo lograr el encuentro de la pareja en cuarentena a pesar de las preocupaciones

Muchos atraviesan momentos complejos, por lo que además de hablar sobre el tema, la clave está en ocuparse e intentar superar el problema en pareja.

 

Mucho se ha hablado durante estas semanas de como la pandemia afecta de lleno en la salud psíquica y física de las personas, no solo por el miedo y la incertidumbre que la situación genera, sino también por el encierro en el que vivimos y por la falta de contacto con nuestros seres queridos.

Este complejo y extraño momento, como no podía ser de otra manera, afecta el deseo sexual de las personas, al punto de que muchas atraviesan una profunda desconexión y una falta de deseo preocupante para el otro.

Como las herramientas son menos y las opciones para resolver el problema se achican en medio de un aislamiento estricto, BigBang se comunicó con la sexóloga Bárbara Natrone, quien explicó que hay ciertas actitudes o actividades que se pueden llevar a cabo para empezar a modificar la dificultad que la pareja atraviesa.

¿Cuánto vale la verdad?

El periodismo de calidad necesita de la ayuda de los lectores. Tu apoyo es fundamental. Tu contribución es super importante para nuestro futuro.

“Muchas de las pautas que se puede recomendar son medidas generales, porque dentro de los vínculos de pareja, los temas sexuales en muchísimos casos aparecen por decantación de otros temas que hay en la pareja y en la vida de cada persona”, explicó la especialista.

Luego de esta aclaración, recomendó en primer lugar no consumir información en exceso respecto del Covid-19, la pandemia, cuestiones políticas y demás, “porque acaba produciendo un efecto similar a lo que es el Bounout (síndrome de desgaste), donde la gente se termina quemando y preocupando en exceso, lo que representa un consumo de energía que después no disponemos para cualquier otra cosa, entre las cuales está justamente el tema de la sexualidad”.

Además de tener en cuenta esto, especificó que lo importante es hablar tranquila y detalladamente sobre lo que le pasa a cada uno con esta situación, tanto la general (sobre la pandemia, las preocupaciones que esto puede traer, los miedos, el tema del encierro y el exceso de horas en común) y también respecto de lo sexual.

Una vez que el tema esté discutido, la psicóloga mencionó que es un buen ejercicio recordar lindos momentos del pasado, como las primeras citas o el día en que se conocieron, para reconectar o sintonizar con la energía positiva de nuevo.

“En relación a lo sexual, ese relato de anécdotas pueden llevarlo a un nivel de detalle máximo como para que remueva las hormonas”, sostuvo.

“Otro tip es no quedarse sumergido en lo que pasa, y esto aplicarlo realizando planes a futuro, para cuando todo esto pase. Se puede hacer una revisión de la vida, a dónde la quiere llevar, qué se quiere cambiar, qué no, e ir planificando y estructurando cosas a futuro”, sumo.

Además, dijo que si la casa lo permite, lo ideal sería que cada uno se mantenga por separado durante algunas horas, y que aproveche ese tiempo para realizar cosas que le guste, como puede ser leer, estudiar o realizar un hobby.

Sobre esto, aclaró que hay que evitar estar todo el día juntos, cosa que muchos hacen porque permanece la imposibilidad de salir para llevar a cabo otras actividades. De hecho, destacó que más allá del encierro o por la falta de dinero, hay cientos de clases gratuitas, tutoriales y aplicaciones para aprender infinidad de cosas, y que es interesante poder aprovechar estas opciones para generar un espacio privado.

“Hay que tener presente y recordarse siempre que esto es pasajero. Eso evita o aligera mucho la ansiedad y la desmotivación. Por eso hay que mantener la mente activa, tener intereses, porque ayuda muchísimo a no preocuparse y a poder sí ocuparse equilibradamente, dentro de lo que la circunstancia lo permite. En caso de que la pareja no tenga hijos, es ideal salir de la rutina de diferentes formas, cambiando el horario en que mantienen relaciones, cambiar el lugar y salir de la cama, que muchas veces en las relaciones estables de larga data, ese es el lugar donde termina siendo el único espacio para tener sexo”, comentó.

En este sentido, comentó que normalmente es muy común que después de una larga jornada, y cuando ya se aburrieron de mirar tele, la pareja se va a la cama y al estar desnudos, es recién ahí cuando tienen relaciones, lo que suele ser muy perjudicial para la vida sexual, aún muchísimo más allá de la pandemia.

“Recomiendo cambiar de lugar, cambiar el horario en que se tiene relaciones, cambiar el modo en que se inicia, y aquellas parejas que tengan mentalidad abierta y quieran compartir el ver una película, o leer un relato erótico juntos, experimentar un juego de roles, cambiar la ambientación, poner música o cambiar el contexto, las puede ayudar”, explicó.

Del mismo modo, destacó que hay que tener muy en cuenta y ser conscientes de que el sexo no es solo genitalidad, también está la sexualidad y la sensualidad que invita a contactos de otro tipo, como son las caricias, las miradas, el abrazo, cosa que en las parejas que están juntas hace mucho tiempo, dentro de la cotidianidad y muchísimo más en un encierro, se pierde.

“Algo que es muy importante y que en las consultas muchas veces se detecta, es evaluar si el tema sexual que tiene la pareja, no viene desde antes de la pandemia, y que en realidad el encierro lo que hizo fue sacarlo a la luz o magnificarlo por justamente esa confrontación inevitable que uno tiene con el otro las 24 horas. En este caso lo ideal es realizar una consulta, para detener el avance de esa situación y poder darle cauce correcto o revertilo lo antes posible para que las consecuencias no sean cada vez más graves”, cerró.

Por su parte, Sandra Lustgarten, psicóloga y sexóloga, indicó que últimamente recibe muchas consultas de pacientes con pérdida de deseo, o que sienten que la situación de convivencia hace que su pareja no los atraiga más, que entraron en una rutina sexual, o que incluso al ver los aspectos negativos del otro comenzaron a tener una fuerte apatía.

“Cuando uno está todo el tiempo con una persona, en vez de desearlo, extrañarlo, que se motive las ganas de estar con el otro, lo que produce es el rechazo y la necesidad de salir corriendo, porque se hace muy difícil poder convivir al aparecer los rasgos negativos del otro, ya que esto provoca una pelea permanente, discusiones, desgano y todo esto es negativo para el sexo y la comunicación”, comentó.

En este sentido, explicó que al no haber buen diálogo y posibilidades de encuentro, aparece más que nada una sensación de que está terminada la vida sexual y que nada le gusta del otro. Por eso mismo, en este momento donde no hay posibilidades de fantasear con lugares nuevos, dijo que sí “se puede jugar un poco con los juguetes sexuales”, con el objetivo de experimentar cosas diferentes para incentivar un poco la libido en la pareja.

“Se pueden buscar algunos juguetes que estimulen algunas zonas, como puede ser en la mujer la vagina, para no solamente colaborar en el tema de la previa y preparar a la mujer para la penetración y el orgasmo, sino también a modo que de alguna manera no produzca agotamiento en el varón que tiene que estar estimulando mucho. Además de los juguetes, se puede cambiar de rol, pensar que se es otra persona, vestirse para el otro, disfrazarse para el otro, jugar a sacarse las ropas o a hacer un personaje, mirar videos porno o hasta usar aplicaciones como el zoom que permiten el erotismo en la pareja a través de la tecnología”, aseguro

De igual manera, contó que se puede explorar con las comidas afrodisíacas, y hastahacer postres para jugar a la hora de tener sexo, con alimentos dulces que estimulen la imaginación con algo seductor, como pueden ser las cerezas, el helado o las frambuesas.

Sobre esto, aclaró que a la hora de tener sexo también se pueden usar las comidas, y posarlas sobre la piel del otro para experimentar así distintas sensaciones en todo el cuerpo.

“Otros tips pueden ser dar o recibir masajes, bañarse con el otro, perfumar al otro y olerlo o ponerle cremas o aceites con aromas. Este juego va a permitir que se despierte el deseo sexual, si uno tiene siempre la misma posición sexual en la misma hora y no hay posibilidad de juego, o están todo el día juntos, en pijama, sin vestirse y no hay un poco de sensualidad en la pareja, obviamente que se muere el amor”, aseguró.

Por último, destacó que es muy importante darle un espacio importante a la comunicación, para poder contarle sobre las angustias al otro, aunque siempre es necesario hacerlo antes de la hora del encuentro, para evitar que la cama sea el lugar para transmitir estos problemas.

www.datagenconsultora.com.ar

Mio Sabores - San Jerónimo 3170 - 3425165751

Noticias relacionadas