Cumple 100 años el socio más antiguo de Colón

El miércoles 9 de septiembre es el cumpleaños de Assad Charchaflie, un hombre que participó de la 2da Guerra Mundial y terminó viviendo en Santo Tomé, fan del fútbol, nos cuenta sobre su interesantísima vida.

Assad Charchaflie nació el 9 de septiembre de 1920 en Alepo, Siria. Su familia estaba conformada por sus padres de nacionalidad Siria y sus 7 hermanos.

Siendo jóven se alistó en el ejército cuando Siria era aliado Francés, como soldado para combatir en la Segunda Guerra Mundial y participó en el conflicto como telefonista de aquella época, con fusil al hombro.

En el año 1949 viene a Argentina, vivió 7 años en Buenos Aires y en 1958 se mudó a la Ciudad de Santa Fe dónde trabajo incansablemente como vendedor ambulante y a la vez ayudaba a sus hermanos en el peinado llamado “tirada” de las crin del cabello para confeccionar brochas de afeitarse y para hacer pinceles. También trabajó como carpintero, verdulero y hacía fletes con una “chatita”.

Actualmente reside en la ciudad de santo tomé (desde 1960). Tiene 5 hijos, 16 nietos y 5 bisnietos.


Familiero, de esos que se preocupan por la familia unida y disfrutar de los domingos de asado.

Su pasión es el fútbol y es hincha del Club Atlético Colón de Santa Fe. Una anécdota muy conocida es cuando él siendo fotógrafo de Colón, en un partido crucial contra Los Andes, una pelota que iba afuera pega en su cámara y entra al arco, el cual es validado como gol por el árbitro dándole el empate. Ítalo Giménez es quien le dió el honor de nombrarlo socio vitalicio del Club de sus amores.

“Le gusta también leer el diario, jugar al solitario y backgammon en la computadora; se divierte mucho jugando con sus nietos a la loba”, nos cuenta una de sus hijas.

Assad es muy católico y el mensaje que les da a los jóvenes es que recen y se cuiden. “Yo rezo todo el día, y es un mandato de Dios que hoy este acá, les digo que confíen en Dios, Dios me ayudo mucho para que hoy esté vivo”.

Al preguntarle cuales fueron los momentos más felices recuerda: “Los mejores momentos de mi vida fueron cuando me enamoré, los nacimientos de mis hijos, nietos y bisnietos y los goles de Colón.”

Consultado por la actulidad política y de la realidad del país no quiso expresarse mucho “no le presto atención, lo único que me gusta es el fútbol y ahora no hay!”, afirma.

En cuanto a sus pasatiempos en general nos cuenta que le gusta “jugar a la compu, mirar tele y algunas series o películas en netflix”, aunque también tuvo teléfono móvil para escuchar música, recibir llamadas, sacarse fotos y grabarse mandando saludos, relata un familiar.

Nuestro pequeño homenaje para un hombre que cumple 100 años pero vive con espíritu de jóven.

 

Mio Sabores - San Jerónimo 3170 - 3425165751

www.datagenconsultora.com.ar

Noticias relacionadas