SEXUALIDAD EN LA INFANCIA

La sexualidad es el resultado de la interacción de factores biológicos, psicológicos, socioeconómicos, culturales, éticos y religiosos o espirituales.

La sexualidad alude a una dimensión fundamental del ser humano. Incluye el género, las identidades sexuales, la orientación sexual, la vinculación afectiva, el erotismo, el amor y la reproducción.

Se experimenta y se expresa en todo lo que somos, sentimos, pensamos y hacemos.

Según como se vayan interpretando los mandatos familiares y culturales desde la infancia, serán los resultados de pensamientos, fantasías, sentimientos, los significados y los deseos sobre la sexualidad que se tengan en la vida, construyéndose así un ser sexuado único e irrepetible, con sus características y significados propios.

Somos seres sexuados desde la concepción, hasta la muerte. Existen diferencias a lo largo de la vida, y su conocimiento es importante para saber como actuar frente a dudas, preguntas, que nos hacen nuestros niños y niñas.

Durante la lactancia, el baño … los bebes experimentan sensaciones placenteras, que podemos observar a través de la respuesta genital.

Es fundamental el contacto con los padres, la demostración de cariño, para generar un vinculo afectivo, que luego, en etapas posteriores, les brinde herramientas para una sexualidad saludable.

A partir de los 2 años, aproximadamente, experimentan una intensa curiosidad por los genitales, los padres/madres pueden observar que se tocan, frotan sus genitales, porque están sintiendo placer. No en el sentido que le ponemos en la adultez. Por ello, no hay que alarmarse. Es algo natural.

Alrededor de los 3 años, pueden verbalizar estas sensaciones, mostrando por ejemplo el pene en erección. Aquí es fundamental llamar a las cosas por su nombre. Si a la oreja, le dicen oreja, al pene le deben decir pene, a la vulva le deben decir vulva. No se debe tratar a los genitales de forma diferente al resto del cuerpo.

A los 4 años, comienza la etapa que mas temen los padres: la de las preguntas. Y la que se lleva todos los dolores de cabeza: ¿COMO ENTRAN LOS BEBES A LA PANZA? O ¿DE DONDE VIENEN LOS BEBES? Muchas veces una respuesta simple es suficiente para satisfacer la curiosidad, por ejemplo, diciendo, que los bebes se crean cuando una mama o un papa se abrazan de manera especial.

¿Cuándo hablar sobre sexualidad? cuando los niños preguntan. Si preguntan están madurativamente dispuestos a recibir las respuestas, y los padres deben estar preparados para responderlas.

Entre los 6 y 8 años, ya conocen las diferencias entre los genitales de ambos sexos. Una forma que tienen es jugando por ejemplo a ser médicos/as, papa o mama. En esta etapa se puede jugar o experimentar tanto con niños de su mismo sexo como del otro. En este punto es muy importante no patologizar con respuestas desmedida o discriminativas (no darle importancia o potenciar los juegos de los niños y reprimir o moralizar la de las niñas).

Y también establecer límites a la exploración, como,por ejemplo, que no deben mostrar sus genitales o desnudarse en público. Que ninguna persona, ni siquiera parientes puede tocar sus partes privadas, con excepción de los médicos y enfermeros con el permiso de los padres.

Muchos padres se preguntan en que momento hablar, sin saber que cada momento del día puede ser el indicado. Un buen momento es durante el baño. Hablarles de los genitales y de lo que significa privado. No es necesario dar un discurso. Mientras miran televisión, comentar lo que es una pareja, el amor, el respeto. En el parque. Cualquier sitio es propicio para hablar. Es conveniente escuchar que es lo que saben y sean ellos quienes guíen la conversación y hagan las preguntas.

Tal vez les genere vergüenza, pero sus hijos/as deben saber y sentir que ante cualquier duda tienen alguien de confianza a quien recurrir. Y así evitar, otras fuentes.

Recuerden que están preparando el terreno para mantener conversaciones honestas y sinceras en los próximos años.

www.datagenconsultora.com.ar

Mio Sabores - San Jerónimo 3170 - 3425165751

Noticias relacionadas