Triunfo en el debut por eliminatorias de Argentina

Ayer por la noche, en un tranquilo partido, la Selección derrotó en la Bombonera por la mínima a Ecuador con gol de Messi.

La noche de ayer vio volver a la selección Argentina. Comenzaron las eliminatorias del próximo mundial a disputarse en Qatar y la albiceleste lo hizo con el pie derecho. Victoria frente a Ecuador en cancha de Boca por la mínima, 1 a 0 con gol de Messi desde punto penal que reflejó a la perfección lo que fue el partido, en un encuentro casi sin emoción. La actualidad que se vive en el país generó que el encuentro se dispute a puertas cerradas, quitándole ese plus que suele aportar el apoyo de la hinchada. Pero lo importante es el resultado, se ganó y con eso es suficiente para empezar a ilusionarse con una nueva clasificación al mundial.

Argentina se paró con un 4–3–1–2 de arranque, buscando ser quien proponga juego asociado para romper el cero a cero del marcador. Pero fue más complicado de lo que parecía, el partido fue chato, muy poco se vio en la cancha. Si no hubiera sido por la escapada que logró hacer Ocampo, después del pase de Messi, que derivó en el penal el empate a cero habría sido un justo resultado. El resto del primer tiempo fue constantes pases de la selección, comandada por Lionel Scaloni, sin sentido se podría decir ya que prácticamente no se crearon ocasiones de peligro. Aunque daba a pensar que después de la charla técnica del entretiempo se buscaría empezar a concretar ocasiones. El segundo tiempo del partido fue en comparación, mucho peor. Demasiadas faltas, tanto argentinas como ecuatorianas, cortaron el desarrollo del complemento. Los cambios tácticos no surtieron mucho efecto, el juego nunca mejoró.

En mi opinión lo destacable fue la capacidad de poder sostener el resultado. Armani las pocas veces que tuvo que aparecer lo hizo de manera correcta. La defensa argentina debe mejorar, pero se podría decir que cumplió con su trabajo. El técnico tiene bastante por hacer, sobretodo en ataque teniendo en cuenta la pobreza de ocasiones generadas. Ahora solo resta esperar al encuentro del martes frente a Bolivia y ver si hay una mejoría en el juego.

Lo cierto es que se está en un proceso de renovación casi total y se está yendo por buen camino. Es una forma de trabajo y juego que se va construyendo de a poco la que plantea Scaloni. Estas eliminatorias son cruciales para consolidar el funcionamiento del equipo, sin descuidar el resultado de los partidos. Hoy hay que asumir lo que venga y permitirle a la selección trabajar tranquila, dejar de exigir como locos. También tener en claro que no debemos cometer los mismos errores del pasado, dentro y fuera de la cancha. Si bien la hinchada no tiene hoy injerencia directa en los partidos, es un trabajo de todos llegar a un nuevo mundial apoyando desde el lugar de cada uno. Podrá sonar repetitivo, pero hoy más que nunca tenemos que tener la fe intacta. Aunque ayer no se vio mucho, estoy convencido de que la nueva selección promete, acompañemos como solo los argentinos sabemos hacer.

Mio Sabores - San Jerónimo 3170 - 3425165751

www.datagenconsultora.com.ar

Noticias relacionadas