Producen bioetanol utilizando zanahorias en Santa Rosa de Calchines

Se trata de la firma Val-Mar, en el departamento de Garay, donde hay saturación de tierras por los desechos de la hortaliza que suele ser de baja calidad.

La firma santafesina Val-Mar puso en marcha una planta piloto destinada a la reconversión de desechos de zanahorias para la producción de bioetanol y carotenos.

La iniciativa se realiza a la par con la Facultad de Ingeniería Química de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y el Conicet en Santa Rosa de Calchines, en el departamento de Garay, donde predomina el cultivo de zanahoria y se registra una problemática creciente en relación a la saturación de las tierras como lugar de descarte, debido a la baja calidad de la hortaliza.

Proyecto Público-Privado

La iniciativa se concretó gracias a un consorcio público-privado a través del cual los organismos invirtieron $8.500.000.

“Lo que hicimos fue aprovechar lo que se descarta en la cosecha de zanahorias, que por lo general es un 30 o 40% del total”, expresó el investigador y representante de UNL-Conicet en el proyecto, Juan Carlos Yori, quien aseguró además que se trata del “paso previo para diseñar una planta que va a ser capaz de procesar 100 toneladas por día, permitiendo aprovechar todo el descarte de la zona”.

En este marco, las ministras provinciales de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Érica Hynes, y de la Producción, Alicia Ciciliani, junto con la secretaria de Estado de la Energía, Verónica Geese, visitaron la planta piloto.

Asimismo, Ciciliani manifestó que el objetivo es “darle el valor económico que esta investigación ha llevado a cabo” y agregó que “es un gran orgullo de Santa Fe lo que estamos viendo en esta planta”.

Por su parte, Geese comentó que “producir bioetanol es muy interesante para esta zona por el aprovechamiento de todo lo que hoy son residuos pero en realidad son recursos. Esto puede darle una proyección mucho mayor a toda la producción, tanto de la gente que cosecha, como de los que industrializan o tratan de darle un paso más a ese producto que en este momento es un descarte absoluto”.

Generar Valor Agregado a partir de los desechos

La zanahoria es el cultivo predominante en la geografía del departamento Garay. En ese contexto, es creciente la problemática de la saturación de las tierras como el descarte, dada la baja calidad de la hortaliza en la rueda de un círculo vicioso. El objetivo final es generar dos productos de alto valor agregado como son el bioetanol, que tiene aplicaciones en distintas industrias como combustible, bebidas, farmacopea o perfumería; y carotenos, empleados en las industria alimenticia.

El proceso permite aprovechar económicamente los desechos y a la vez proteger el medio ambiente. Al respecto, el investigador y representante de UNL-Conicet en el proyecto, Juan Carlos Yori, manifestó que “lo que hicimos fue aprovechar lo que se descarta en la cosecha de zanahorias, que por lo general es un 30 o 40% del total”.

Finalmente, destacó que este piloto “es el paso previo para diseñar una planta que va a ser capaz de procesar 100 toneladas por día, permitiendo aprovechar todo el descarte de la zona”.

www.datagenconsultora.com.ar

Mio Sabores - San Jerónimo 3170 - 3425165751

Noticias relacionadas