El clásico sumó un nuevo empate al historial

Empataron 0 a 0 en un partido discreto en cuanto a situaciones, aunque intenso y luchado en todo el campo de juego. El dato sobresaliente fue el debut de dos arqueros en una misma tarde.

La edición 90 del clásico santafesino arrancó con dos equipos que propusieron mucha intensidad, aunque fue el Tate el que se acomodó mejor en los primeros minutos. La situación más clara estuvo en la cabeza de Bottinelli, quien a los 2 minutos conectó un buen centro de un córner de Zabala y su remate se fue apenas desviado.

Rápidamente el partido cambió de dueño pasado el cuarto de hora cuando Colón comenzó a manejar mejor la pelota. A los 20 minutos se produjo un hecho histórico en el clásico santafesino ya que Marcos Peano ingresó por el lesionado Joaquín Papaleo, tras recibir un “pelotazo” en uno de sus ojos y debió dejar su lugar. Ambos arqueros juveniles debutaron en primera en la edición 90 del “partido de la ciudad”. Fue el dato más sobresaliente de un primer tiempo en donde se vio más lucha que fútbol, aunque Unión se fue al descanso dejando una mejor imagen en los últimos minutos.

Lejos de las áreas, en la segunda parte, a ambos equipos les costó llegar a los arcos. Recién a los 26 Colón tuvo su primera aproximación tras centro de Estigarribia para que Correa defina de manera defectuosa de zurda y la pelota se vaya desviada. Unión por su parte, intentó con el juego aéreo donde Bottinelli volvió a ganar pero Gallegos no llegó a empujar la más clara del complemento.

Si bien ambos equipos no escatimaron en entrega e intensidad, quedaron en deuda en cuanto a juego, ya que ésta brilló por su ausencia, fundamentalmente en el complemento.

www.datagenconsultora.com.ar

Mio Sabores - San Jerónimo 3170 - 3425165751

Noticias relacionadas