Comenzó en Rafaela el juicio oral y público por el femicidio de Noemí Salvaneschi cometido en 2017 en Frontera

El acusado es un hombre de 63 años cuyas iniciales son JAA. El fiscal Martín Castellano solicitó la pena de prisión perpetua. Está previsto que las audiencias se desarrollen hasta el miércoles 3 de octubre.

Un hombre de 63 años cuyas iniciales son JAA comenzó a ser juzgado hoy en Rafaela como autor del femicidio de Noemí Alejandra Salvaneschi cometido en 2017 en Frontera (departamento Castellanos). Es en el marco del décimo tercer juicio oral y público de la Fiscalía Regional Quinta que empezó esta mañana en los tribunales de la ciudad de Rafaela y se extenderá hasta el miércoles 3 de octubre.

El tribunal pluripersonal a cargo del debate está compuesto por los jueces Cristina Fortunato, Osvaldo Carlos y Hugo Tallarico. Durante el debate declararán más de 80 testigos.

El fiscal que investigó los hechos es Martín Castellano, a cargo de la sección de Criminalidad Económica y Compleja de la Unidad Fiscal Rafaela, quien solicitó la prisión perpetua del acusado; una multa de 10 mil pesos; accesorias legales (inhabilitación absoluta por el tiempo de la condena, privación de la patria potestad, de la administración de los bienes y el derecho de disponer de ellos por actos entre vivos) y el pago de las costas del proceso.

El funcionario le imputó oportunamente al acusado ser autor del homicidio doblemente agravado por el vínculo existente entre autor y víctima, y por haber sido cometido por un hombre y mediare violencia de género (primer hecho), en concurso real con tenencia indebida de arma de fuego de uso civil (segundo hecho).

Los hechos

“El acusado y la víctima se casaron en 1989 y tuvieron cuatro hijos. Pocos meses antes de su muerte, la mujer decidió separarse del imputado, formó una nueva pareja y se mudó a la ciudad de Morteros, en la provincia de Córdoba”, explicó Castellano. “El 17 de abril alrededor de las 14:00, Salvaneschi se acercó a la casa en la que estaba viviendo el imputado en Frontera (que había sido el hogar conyugal), y en la que también estaban una de las hijas de ambos y sus nietas menores de edad”, agregó.

El fiscal detalló que “minutos antes de las 16:00, el acusado y la víctima estaban sentados en la mesa de la cocina–comedor –junto a la hija de ambos– cuando comenzaron a discutir por cuestiones familiares”. Castellano continuó el relato y precisó que “el acusado se levantó y, ante la mirada de su exmujer y de su hija, tomó un cuchillo y le atestó una puñalada a la mujer que había sido su cónyuge con la intención de provocar su muerte”.

“Salvaneschi falleció como consecuencia de la lesión punzo-cortante perpetrada por JAA”, manifestó Castellano.

El fiscal del MPA también destacó que “el acusado tenía en su esfera de custodia de manera ilegítima (sin contar con la debida autorización legal emanada de las autoridades de aplicación) una escopeta de un caño calibre 16 UAB que fue secuestrada en el marco de la investigación por el femicidio de su cónyuge”.

Castellano también enfatizó que “este acto dramático no fue un hecho aislado de violencia, sino que constituyó el desenlace triste y doloroso de un extenso período de agresiones, malos tratos y humillaciones previas que implicaron un desprecio manifiesto a su dignidad de mujer”.

Noticias relacionadas