Prisión preventiva para joven investigado como autor de dos tentativas de homicidio

La dispuso el juez Nicolás Falkenberg a pedido del fiscal Gonzalo Iglesias. El imputado tiene 21 años y sus iniciales son BNC. En uno de los hechos le disparó en reiteradas oportunidades a una familia; en el otro hizo lo propio con un hombre.

Un joven de 21 años cuyas iniciales son BNC quedó en prisión preventiva en el marco de una investigación que encabeza el fiscal Gonzalo Iglesias por dos tentativas de homicidio cometidas en la ciudad de Santa Fe. Así lo dispuso el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Nicolás Falkenberg, a raíz del pedido formulado por el fiscal del MPA en una audiencia de medidas cautelares celebrada ayer en los tribunales de la capital provincial.

El joven investigado fue imputado por Iglesias como autor de dos hechos ilícitos. Por uno de ellos, el fiscal le atribuyó la autoría del delito de tentativa de homicidio agravado (por el empleo de arma de fuego) en concurso real en perjuicio de cuatro personas: dos hombres mayores de edad, la hermana de uno de ellos y el hijo –menor de edad– de la mujer.

Por el otro hecho investigado, el fiscal del MPA le endilgó la autoría del delito de tentativa de homicidio agravado por el empleo de arma de fuego en perjuicio de un hombre mayor de edad.

Cinco disparos

Uno de los ilícitos que investiga Iglesias fue cometido el domingo 26 de agosto en inmediaciones de calle Pedro Tappa al 9.700. “Alrededor de las 23:00, el imputado llegó al lugar en un automóvil marca Falcon conducido por otro hombre. Se bajó del vehículo, caminó hacia la vivienda en la que estaban cuatro personas y les disparó al menos cinco veces”, relató el fiscal en la audiencia.

“Los disparos impactaron en el frente del inmueble, en una moto que estaba en la puerta de la casa y en la pierna derecha del menor de edad”, precisó el fiscal. “De acuerdo al informe médico legal, las lesiones provocados en el niño son de carácter leve”, agregó.

Iglesias sostuvo que “el ataque realizado por el imputado fue voluntario y con la intención de dar muerte a las víctima, objetivo que no logró por circunstancias ajenas a su voluntad”. En tal sentido, indicó que “no pudo seguir disparando porque se le trabó el arma de fuego con la que estaba realizando el ataque”.

“Finalmente, el imputado escapó corriendo hasta donde había quedado estacionado el automóvil. Junto al conductor del auto, que también fue imputado en el marco de la investigación, escaparon del lugar”, concluyó.

En un pasillo

En relación al otro ilícito investigado, el fiscal del MPA informó que fue cometido viernes 7 de septiembre alrededor de las 20:30. “El imputado le disparó en reiteradas oportunidades a un hombre que caminaba por inmediaciones de las calles Malaver y Carrasco”, relató. “Al ver al imputado, la víctima comenzó a correr, logró eludir los disparos e ingresó a un pasillo. Sin embargo, el joven investigado lo alcanzó, le disparó nuevamente y en esta segunda oportunidad le impactó en ambas piernas en las que le produjo lesiones graves. Incluso, en una de ellas, le provocó la fractura del fémur”, precisó.

“El imputado actuó siempre de modo intencional y con el objetivo de causarle la muerte a la víctima, fin que no logró por circunstancias ajenas a su voluntad”, sostuvo.

Noticias relacionadas