Los hermanos Tita serían testaferros de Lorenzetti

Así lo asegura el libro "El Señor de la Corte" que habría sido censurado en 2017, ayer fue presentado en Santa Fe por Natalia Aguiar

El libro “El Señor de la Corte” de ediciones B, escrito por la abogada y periodista Natalia Aguiar, relata la historia del hombre “más poderoso y temido de la justicia Argentina”.

Lo curioso es que sin preámbulos relata la relación de los conocidos empresarios de la salud, los hermanos Tita, quienes serían actualmente accionistas mayoritarios de algunos Sanatorios de la Ciudad de Santa Fe.

“En 2001, cuando el abogado (Lorenzetti) renunció a Apreme tras su enfrentamiento con la Asociación Médica del Departamento de Castellanos, en paralelo se desataba una interna en el seno familiar de los herederos de la firma Tita SA. El enfrentamiento adquirió mayor virulencia cuando Carlos compró, en 2004, las acciones de dos de sus primos. A partir de entonces, pasó a tomar las decisiones de la empresa. Si bien Lorenzetti se apartó —al menos en lo formal— de Apreme, habría continuado como asesor legal de Carlos Tita de manera solapada. Tita y Lorenzetti son carne y uña. Tanto, que habrían realizado otros negocios conjuntos.567 No es casual que el crecimiento patrimonial de Tita se desarrolle en paralelo al desempeño de Lorenzetti en la Corte. En Rafaela, donde dejaron de utilizar eufemismos y ahora no dudan en proclamar a micrófono abierto lo que piensan y lo que saben, se refieren a él como “el testaferro” del presidente de la Corte.

“Tendríamos las clínicas, los prestadores y la mano de obra”, le dijo Carlos Tita a Lorenzetti.

Así es la primer mención que hace la autora en su libro vinculando al ex Presidente de la Corte Suprema de Justicia respecto a sus supuestos negocios vinculados a la salud.

“Según el periodista Sergio Zenklusen y el militante del Movimiento Nacional Justicialista, Jorge Quevedo, (la idea de Tita y Lorenzetti es) acaparar o monopolizar el sistema de salud de la región (rafaela)”, relata.

“El proyecto que sugirió Lorenzetti dio sus primeros pasos sin Pedrotti. Así nació la unión societaria de los sanatorios Parra, Nosti y del Policlínico Rafaela, de los médicos Leonardo Parra, Carlos Tita y Rafael Barreiro,
respectivamente. Luego se sumó Reynaldo Casabella, del sanatorio Moreno. En marzo de 1994 constituyeron Asistencia – Sociedad de Responsabilidad Limitada (ASIS SRL). Lorenzetti y Juan Carlos Gómez Galissier fueron los letrados de la sociedad y los responsables de representarla.” agrega.

“En ese contexto no había tiempo que perder. Lorenzetti pasó de ser asesor a socio y fundador de APREME SRL. Esta se conformó el 26 de septiembre de 1996 con la unión de los cuatro sanatorios locales.103 Los socios, en esta ocasión, fueron: Carlos y Gustavo Tita, Leonardo Parra, Rafael Barreiro, Reynaldo Casabella y José Abdullatif. Así fue como se consolidó el monopolio de salud en Rafaela.” sentencia.

Las operaciones se realizarían através de adquisiciones de acciones por documentación privada ante
escribanos públicos, mediante representantes o compra en comisión con la intermediación de terceros, es decir que otra persona o sociedad adquiere por ellos (en relación a Lorenzetti y Tita) y luego de unos años, contra documento mediante, se transfieren a una segunda sociedad, según pudo investigar Del
Frade.” citando a Carlos Del Frade quien investigó profundamente el tema.

Del Frade añade que, posteriormente a que Lorenzetti fuera nombrado ministro de la Corte, su hijo Pablo “fue designado representante legal de Carlos Tita. Aunque también lo sería de la firma Tita SA, como del resto de las empresas que desde entonces emprendió el médico”. En la misma sintonía lo definió también uno de los socios de Apreme y de Tita SA; el cirujano plástico Gustavo Tita, primo de Carlos Tita. La acusación apuntaba contra Lorenzetti, ya que el cirujano considera que perdió sus acciones por culpa de la intervención del abogado. Lo denunció innumerables veces en los diarios de la región y a nivel nacional pero los lamentos no fueron atendidos. “Hace veinte años que conozco a Lorenzetti y hace años que lucra con el
negocio de la salud. Lo hace por medio de su hijo, Pablo Lorenzetti”, explicó

Gustavo Tita en una entrevista con el periodista Jorge Lanata. “Llegaba el PAMI a Rafaela y ellos se quedaban con los afiliados porque manejaban los sanatorios. Se quedaron con el monopolio de la salud. Lorenzetti, en los 90, fue asesor legal de una de las prestadoras. Él tenía conexión con Víctor Alderete (último titular del PAMI de la presidencia de Carlos Menem, de enero de 1997 a diciembre de 1999). Lorenzetti armaba una sociedad y tras mis denuncias armaba otra. Ellos se quedaban con el dinero de las obras sindicales. Lorenzetti fue el asesor legal y diseñador de estas gerenciadoras que convenían con Alderete. Cuando descubro este tipo de maniobras renuncio y hago las denuncias pertinentes”, detalló Tita en radio Mitre. La respuesta del ministro de la Corte no tardó en llegar: “Ante expresiones públicas en medios de comunicación del Sr. Gustavo Tita, que implican agravios e imputaciones de hechos falsos, me veo en la obligación de desmentirlas totalmente.
Asimismo, y luego de años de tolerancia, hago saber que promoveré las acciones legales que correspondan”, enfatizó en declaraciones al diario Castellanos de Rafaela.570 Según Gustavo Tita todavía espera que le notifiquen de alguna demanda. La controversia tuvo otro capítulo. “Tengo una disputa y una batalla moral contra él. El único enemigo que tengo en la vida se llama Ricardo Lorenzetti, me hizo daño moral, económico y familiar”, retrucó Gustavo Tita, según relata el libro.

“El crecimiento patrimonial del empresario de la salud y médico, Carlos Tita, en paralelo al desempeño de Lorenzetti en la Justicia resultaba llamativo en Rafaela. También sorprendía la figura de Guillermo Remonda, un hombre que no pasa inadvertido. El periodista rafaelino, Francisco Marzioni, lo considera muy útil para Lorenzetti por “su red de contactos. Se conocen desde mucho antes de su nominación a la Corte en 2004, y como, “presunto propietario del diario Castellanos —observa—, le ha hecho más de un favor” al juez supremo. Marzioni se refiere a que en el registro de la propiedad no figura Remonda, sino Pablo Exequiel Ranzani y Marcelo Fabián, como accionistas de Editora Del Centro SA (capítulo 2), aunque el rafaelino Guillermo Remonda se reconoce propietario del diario.” Agrega la autora.

Finalizando su presentación en el Club del Orden, Natalia agregó al posible listado de testaferros de Lorenzetti a Facundo Manes el neurólogo y político argentino.

 

 

Noticias relacionadas