Denuncian vía redes a coordinadores de Expertur: Las pibas no se callan más

Hace días comenzaron a circular denuncias de diferentes mujeres, que se animaron a contar situaciones de abuso que habrían sufrido por parte de coordinadores de la empresa de viajes Expertur, en el tradicional viaje quinceañero. Mirá los testimonios.

Al menos una decena de mujeres expuso en Twitter y otras redes sociales que en el viaje de 15 años los coordinadores proponían “juegos” con el único objetivo de tocarlas, aprovechándose de la inocencia propia de la edad. “El cuarto oscuro” se jugaba en el micro, apagaban las luces y las chicas debían “tocarlos” lo más posible. “El pasillo de la muerte” era más o menos igual pero en el hotel, y bajo lo que ellos llamaban “el secreto de Disney” proponían un pacto silencioso funcional al abuso.

Todas coinciden en lo mismo, señalan que eran constantes los comentarios sobre sus cuerpos; que si tenían grande esto, que si podían acostarse en su pecho a dormir cuando iban en colectivo, que si aquello lo tenían firme, que si bailaban para ellos les conseguirían cerveza.Las chicas cuentan que las intimidaban, diciendo que se lo merecían por haber aceptado estar en esa situación, que no les quedaba otra.

Hablan de “acoso, abuso y hasta violación” como moneda corriente. Todo era “normal” y no te quedaba otra que aceptarlo. Además, los denunciados son los mismos que debían cuidar de ellas, por lo que les era imposible oponerse a esas reglas de juego. Ni hablar de las edades, ellas tenían en ese momento entre 14 y 15 años.

Manoseo, cosificación, mucha insistencia, manipulación, “besos robados”, perversión. Por cada chica que se anima a hablar, hay otra que se contagia de ese coraje y de repente, los testimonios se multiplican, los nombres de los involucrados se repiten, y la complicidad del silencio desaparece.

Hoy estamos mirando con ojos deconstruidos todo aquello que nos pasó, podemos entender lo grave que fue, lo mucho que dolió y la impotencia que da. El arma es la sororidad, y no vamos a parar hasta que hagamos justicia. Que todo esto nos hermane aún más. Nos tenemos.

Imágenes de los testimonios en la red social Twitter

Noticia en desarrollo

Noticias relacionadas