Encuentro Nacional de Mujeres: Arrojaron bombas molotov al municipio de Trelew

Poco antes de las 21 y al grito de "Santiago Maldonado, presente", un grupo pequeño de mujeres todas vestidas de negro, encapuchadas y con palos, prendió fuego maderas en la esquina de Rivadavia y 25 de Mayo, en pleno centro de la ciudad. Tenían banderas de "Comunismo Revolucionario" y "Feminismo Popular".

En la Plaza Independencia, que está en plena obra de modernización, este grupo que se hace llamar “Las brujas” y al que se identifica con Quebracho, rompió el tejido de alambre que rodea la plaza. La Policía se mantuvo distante por unos minutos, a una cuadra de distancia. Pero luego las encapuchadas tiraron bombas molotov y piedras en el hall de la Municipalidad, con lo que la infantería desalojó a los manifestantes con balas de goma y hubo corridas. Finalmente ocho mujeres fueron detenidas.

Una de las incógnitas era si la marcha pasaría por la Parroquia María Auxiliadora, ya que era el punto crítico en el que podían desencadenarse los disturbios. Pero los organizadores decidieron desviarse y el grueso de la manifestación no pasó por ahí. Los enfrentamientos finalmente ocurrieron frente a la Municipalidad. Más temprano, se había detectado que algunas manifestantes habían comprado nafta en pequeñas botellas, presuntamente para armar las bombas molotov que por la noche utilizaron.

A lo largo de estos días hubo varias quejas y reclamos a la Comisión Organizadora del 33° Encuentro Nacional, que luego emitió un comunicado responsabilizando al Gobierno. Lo cierto es que mujeres que se alojaban en la Escuela 207 del barrio INTA de Trelew, un sector alejado del centro, denunciaron que fueron apedreadas. Y otras que estaban en la Escuela 174 del barrio Amaya, también lejos del centro, fueron víctimas del saqueo. “Les robaron todo a 200 mujeres”, afirmaron.

Además se denunció el robo de un maletín con 80 mil pesos de un colectivo que trajo a una delegación del norte y el asalto a dos artesanas. También hubo quejas en relación a la feria gastronómica “¡Al horno el patriarcado!” que se montó en el Gimnasio Municipal N° 1. Los feriantes pagaron por su puesto y cumplieron con la exigencia de la Libreta Sanitaria, pero hubo otros que se instalaron por su cuenta en la Plaza Centenario, la más grande de la ciudad, y vendieron muchísimo más que los que estuvieron en regla.

Fuente: Clarin

Noticias relacionadas