Colón frenó su marcha contra un Huracán

Lo ganaba 2 a 0 por los goles de Chancalay en primer tiempo y encima jugaba con un hombre más. Sin embargo, lo terminó perdiendo 3 a 2 (dos de Gamba y uno de Roa), tras un pésimo segundo tiempo.

En un primer tiempo bastante entretenido, Huracán y Colón mostraron un planteo similar en donde apostaron a salir velozmente de contragolpe para intentar inquietar las áreas rivales.

El primero en conseguirlo fue el equipo local. Roa se volvió el hombre más desequilibrante en los de Alfaro y fue el eje todos los ataques. Precisamente una falta al “10” cerca del área derivo en un tiro libre de Gamba que Burián debió enviar al córner para evitar la caída de su arco. Minutos más tarde, el ex Godoy Cruz le sacó un remate bajo y cruzado a Auzqui que fue la más clara de la primera parte.

En tanto, la primera de Colón estuvo en los pies de Zuculini, quien capturó un rechazo en el borde del área y sacó un remate que se fue lejos del arco de Marcos Díaz. Luego fue Toledo el que buscó inquietar al golero local que pudo contener en dos tiempos en remate de media distancia.

Y la tercera fue la vencida. Tras una buena jugada colectiva, Chancalay se filtró por el sector izquierdo y definió con algo de fortuna ante la salida de Díaz (Mancinelli termina empujando la pelota en su propio arco) para poner en ventaja al sabalero a los 39 minutos. A los 42, un perfecto contragolpe encabezado por Correa, encontró otra vez a Chancalay “pescando” una mala definición de Zuculuni para corregir la trayectoria y marcar el 2 a 0 para irse al descanso con una buena ventaja.

El complemento arrancó con un Colón que estuvo a punto de liquidarlo de entrada y un Huracán perdido, que para colmo de males, se quedó con 10 hombres a los 5 minutos por la expulsión de Auzqui. Sin embargo, lejos de caerse, el globo buscó con más ganas que fútbol y pudo descontar a los 27, cuando Gamba empujó una pelota sobre la línea tras una jugada sucia. Dos minutos más tarde, fue Roa el que llegó por detrás de todos para decretar el empate tras un desborde de Briasco por el sector derecho.

Con el marcador igualado, el partido ganó en intensidad y emotividad ya que ambos fueron por más. Colón, aturdido por la ráfaga del local, fue perdiendo precisión y Huracán generando peligro en cada acercamiento. A los 38 Gamba volvió a recibir una falta en el borde del área y esta vez el ex Unión cambió tiro libre por gol, para poner en ventaja por primera vez en el partido al conjunto de Alfaro.

No hubo tiempo para la reacción épica y los dirigidos por Domínguez terminaron perdiendo un partido que estuvo a poco de liquidar porque lo ganaba cómodamente y jugaba con un hombre más. El próximo fin de semana, el sabalero volverá a presentarse de visitante, en este en Rosario, ante Central.

Noticias relacionadas