Colón y Central dividieron puntos en Rosario

Igualaron 1 a 1 por los goles de Correa (PT29) y de Herrera (ST17). Sobre el final, Colón estuvo cerca de ganarlo pero "el criminal" falló en las dos situaciones claras que tuvo en tiempo de descuento. El sábado, 19.10 volverá a jugar de local cuando reciba a Estudiantes.

Con un presente similar en la Superliga, Central y Colón salieron desde el inicio del partido con serias intenciones de buscar el arco rival. Si bien fue más lo que insinuaron con aproximaciones y mucho ritmo, a ambos les costó generar situaciones claras de gol.

Las mejores jugadas para el equipo de Domínguez llegaron después de abrir el marcador. Primero, a los 29, Correa “guapeó” en la puerta del área y tras una buena jugada personal definió fuerte arriba para poner en ventaja al Sabalero. Unos minutos más tarde, otra vez el “criminal” aprovechó un error del fondo Canalla para quedar mano a mano con Ledesma, pero esta vez fue el arquero rosarino el que ganó el duelo.

Por su parte, los dirigidos por Bauza tuvieron en Herrera al jugador más peligroso en ataque, aunque el “héroe” del clásico no pudo llegar a generar una jugada seria de gol. Los ataques del equipo rosarino no fueron muy claros y buscaron llegar al arco de Burián fundamentalmente por la vía área.

En el complemento, a los 2 minutos, Correa volvió a ganar con una jugada personal y exigió a Ledesma para que evite el segundo tanto sabalero. Central contestó con un centro cruzado de Ortigoza que Carrizo bajó hacia el medio del área y que ninguno de los delanteros pudo llegar a empujar. A los 8, Central hizo trabajar por primera vez en la tarde a Burián y fue con un cabezazo de Herrera que el arquero sabalero alcanzó a desviar para que luego pegue en el palo antes de irse al córner. Tanto buscó en los primeros minutos que a los 17, Herrera conectó de cabeza en el corazón del área chica un tiro de esquina enviado desde la derecha de Gil para igualar el partido.

De allí en adelante, Central se adueñó de la pelota y de poco empezó a acorralar a Colón en su campo. Sin embargo, las más claras la tuvo el equipo de Domínguez sobre el final. Estigarribia, cuando en un contragolpe quedó mano a mano con Ledesma pero su disparo se fue desviado. Minutos después fue Correa quien recibió un centro atrás de Mariano González, pero el remate del “11” fue débil a morir en las manos del arquero. Ya en tiempo adicionado, Corre volvió a contar con un mano a mano pero el goleador volvió a fallar y ya no hubo tiempo para más.

Colón dejó una mejor imagen, basada fundamentalmente en lo realizado en la primera parte y en los minutos finales del partido, donde se pudo haber quedado con la victoria. El próximo sábado, a las 19.10, el sabalero volverá a presentarse ante su gente cuando reciba Estudiantes, tras dos cotejos consecutivos fuera de casa.

Noticias relacionadas