Excarcelaron al papá de la bebé asfixiada en el auto

El juez de garantías de San Martín, Nicolás Schiavo, ordenó hoy la excarcelación de Rodrigo Osés, el padre de Estefanía, la beba de un año a la que olvidó durante nueve horas dentro de su automóvil en la localidad bonaerense de Santos Lugares y murió por asfixia e hipertermia, informaron fuentes judiciales.

“Osés fue excarcelado porque el delito que se le imputa prevé una pena en suspenso y además no hay peligro de entorpecimiento de la causa”, dijo el secretario del juzgado penal de garantías 5 de San Martín, Pablo Marshoff.

El imputado está alojado en la comisaría 9 de Villa Bosch y se estima que será liberado en unas pocas horas más.

El trágico hecho ocurrió en la mañana del 6 de noviembre pasado cuando Osés, de 36 años, dejó su Peugeot 308 con su hija Estefanía adentro, e ingresó a su casa. Después de nueve horas se percató de su olvido y cuando regresó al auto su hija ya no tenía señales de vida.

Marschoff aseguró que el imputado “deberá concurrir a un psicólogo para realizar un tratamiento”, y “cada 20 días presentarse ante la comisaría próxima a su domicilio”.

El jueves pasado el juez Schiavo había convertido la aprehensión provisoria de Osés en detención formal, tras el pedido en ese sentido de la fiscal Alejandra Aillaud.

En el pedido de la fiscal se había indicado que el imputado podía “entorpecer la investigación”, haciendo referencia que el acusado podría “inducir a su esposa a falsas declaraciones”.

La fiscal Aillaud, titular de la UFI 1 de San Martín, recibió el miércoles pasado la declaración del hombre, y tras la indagatoria le solicitó al juez que la aprehensión se convirtiera en detención por el delito de “homicidio culposo”.

Tras la audiencia realizada hoy a las 12, Alliaud dijo a Télam que “la defensa planteó la excarcelación y no me opuse porque dos de los tres riesgos procesales valorados en la detención se superaron con la prueba producida del viernes a hoy.”

Agregó que el juez “lo excarceló bajo caución juratoria, obligándolo a presentarse cada 20 días en la comisaría y a hacer un tratamiento psicológico, tal como se pidió desde la Fiscalía”.

Osés esa mañana había llevado en el auto familiar a su esposa al trabajo y luego debía dejar a su hija en un guardería. Pero entró a su casa, situada en Ceraso y avenida La Plata, y la dejó olvidada en el auto. Tras salir luego de nueve horas, se percató que no tenía signos vitales y entró en estado de shock

La autopsia en el cuerpo de la pequeña determinó que murió por asfixia e hipertermia (aumento de la temperatura), mientras que se estima que el calor -en el auto- pudo haber llegado a cerca de 50 grados por efecto del sol.

La madre de la beba y esposa del imputado contó ante la fiscal que el hombre sufrió un ACV hace tres años mientras practicaba rugby en el club San Martín de Villa Raffo.

Osés, al declarar ante la fiscal aseguró que vivía un fuerte período de estrés porque había empezado a trabajar en una empresa nueva y que la ansiedad era provocada “por una fuerte disputa patrimonial con su familia por una herencia”.

Fuente: TELAM

Noticias relacionadas