Rosario: tres hombres asesinados en pocas horas

Anoche, un joven de 25 años fue baleado en zona sur y falleció. Hoy, un chico de 16 años recibió un balazo en Magallanes y Navarro y murió. En Pueyrredón al 4000 fue hallado un hombre de 35 años atado, que habría muerto por asfixia

Tres homicidios se registraron en pocas horas en la ciudad de Rosario. Entre la noche de ayer y esta madrugada, un joven, un adolescente y un hombre perdieron la vida de forma violenta. Si se tiene en cuenta el homicidio ocurrido ayer en Villa Gobernador Gálvez, son cuatro los crímenes que tuvieron lugar en la zona en las últimas 24 horas.

De acuerdo a lo que informó el periodista Agustín Lago en Radiópolis (Radio 2), se produjeron tres asesinatos en la ciudad en un lapso muy corto de tiempo. Anoche, un joven fue asesinado en Ayacucho al 4000, tras ser atacado a balazos desde una moto. La herida mortal fue en el brazo derecho y la bala salió por la axila izquierda. Murió a los minutos en el Hospital Provincial.

Fuentes del Ministerio de Seguridad provincial confirmaron que este jueves, a las 3.30 de la madrugada murió Nahuel D. de 16 años en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) donde ingresó quince minutos después de la una con una herida de arma de fuego en el abdomen. Había sido atacado en inmediaciones de Magallanes y Navarro a la medianoche.

Personal policial patrullaba la zona cuando encontraron a un hombre y un adolescente. El mayor de ellos dio cuenta que momentos antes, mientras caminaban por el lugar , se presentaron dos hombres. Uno de ellos sería un “soldadito” de la zona. Según señaló, uno de los dos abrió fuego contra el chico, quien no vivía con los padres y habría sido papá hace varios días atrás.

El otro asesinato ocurrió en inmediaciones de Pueyrredón al 4000. Fuentes oficiales indicaron que un hombre de 30 años contó a efectivos policiales que llegó a su casa donde vive con su amigo y lo encontró inconsciente y atado en la cama. Los agentes ingresaron a la vivienda y se encontraron con la víctima en su dormitorio sin signos vitales, atado en la cama de piernas y brazos, desnudo y con cinta scotch rodeando su cabeza, ojos y boca.

Una médica del Sies diagnosticó su deceso al hombre, que tenía 35 años. No observó ninguna lesión visible y sugirió que su muerte, a prima facie, sería por asfixia.

La persona que vive con él manifestó que al llegar al domicilio en la esquina se cruzó con la pareja ocasional de la víctima, con quien se iba a encontrar su amigo.

Se constató en la vivienda la faltante de una notebook, llaves del domicilio, un celular A6 y llaves de la motocicleta de la víctima. Cabe destacar que en el lugar, los accesos no estaban violentados. En inmediaciones del lugar hay dos cámaras particulares y un domo.

Noticias relacionadas