Por una falsa denuncia de violación un hombre fue empalado y le quemaron la casa

La ex mujer publicó en Facebook la denuncia con su nombre y dirección

Una mujer fue imputada en Córdoba por instigación a cometer delito, tras una publicación en su cuenta de Facebook en la que acusaba a su ex pareja de haber violado a su hija, lo que no se comprobó, pero que despertó la furia de un grupo de personas que lo torturó, lo abusó y le quemó la casa. El feroz ataque, por el que la Justicia provincial busca ahora a tres hombres, ocurrió en la localidad cordobesa de Capilla del Monte, y la víctima, que fue empalada, debió ser internada en terapia intensiva.

“La mujer fue imputada por instigar a cometer delito por su publicación en el Facebook, y a partir de eso estamos tratando de identificar a los que se sumaron en la instigación”, explicó el fiscal Martín Bertone al diario Día a Día. “Ha sido un caso de condena social muy violenta y prematura”, añadió.

El fiscal cree que la denuncia pública de la mujer fue lo que llevó a los agresores a atacar al hombre, incluyendo el abuso sexual reiterado y el empalamiento. Por tal motivo, si bien no pidió aún la detención de ningún sospechoso, sí se imputó a la ex pareja de la víctima por “instigación a cometer delito”.

El episodio se registró cuando varios hombres ingresaron a la vivienda del presunto violador e inicialmente lo atacaron a golpes. Luego lo llevaron al patio de la vivienda, lo ataron a un árbol, le dieron un puntazo en el tórax y le ocasionaron una lesión en el ano, utilizando supuestamente un barra de hierro. Tras el abuso sexual, incendiaron parte de la casa y huyeron.

En el caso tomó intervención la Justicia, mientras que en el lugar trabajaron efectivos de la Brigada de Investigaciones de la Zona II y IV de la Departamental Punilla, personal de la Policía Judicial y de la Dirección de Investigaciones Operativas (DIO), quienes levantaron rastros para analizar eventualmente cotejar con futuros sospechosos.

Sobre la motivación del hecho, el fiscal Bertone manifestó que “al parecer, el ataque se debió a una especie de venganza que gestó su ex mujer, quien lo acusó el jueves de la semana pasada en su Facebook de haber violado a la pequeña hija de ella, lo identificó, puso su nombre y dirección, y según parece esto motivó la reacción de los agresores”.

“La denuncia de la mujer fue recepcionada por la Justicia, pero los estudios médicos hasta el momento descartan que la menor tenga lesiones de índole sexual”, aclaró Bertone, quien precisó que las actuaciones fueron remitidas a la Unidad Judicial de la Mujer y el Niño, aunque en el primer abordaje los especialistas, tanto médicos como psicólogos, “no dan cuenta de ningún tipo de abuso ni de traumatismo, ni de nada”.

“No hay elementos de prueba para decir que este hombre abusó de la criatura. Ni él, ni ninguna otra persona”, sentenció el fiscal.

A raíz del ataque, el acusado sufrió dos heridas graves: una que perforó el pulmón y otra lesión en el ano. Se encuentra internado en terapia intensiva en el Hospital Domingo Funes de Santa María de Punilla, donde evoluciona de manera favorable.

Noticias relacionadas