Monotributo: aumenta y podría triplicarse

Desde el Fondo Monetario Internacional consideran clave pasar a los contribuyentes monotributistas al régimen general. Las erogaciones por impuestos y seguridad social se pueden casi cuadruplicar.

La noticia preocupa y en caso de darse sería un golpe demoledor al bolsillo de los contribuyentes. Por dar un ejemplo un monotributista de la mayor categoría pagará este año $ 75.054,96 entre impuesto, y aportes jubilatorios y de salud. Si fuese obligado a pasar al Régimen General debería pagar $ 275.787,88 como soltero o $ 219,523 si es casado con 2 hijos. Entre tres y casi cuatro veces más.

El Fondo propuso mejorar la recaudación a través de aumentos de impuestos –el IVA– o la eliminación de exenciones, aunque el Gobierno señaló que no podía ponerlas en marcha este año. La hoja de ruta marca que para junio deberá mostrar mejoras en el sistema tributario y la operatoria de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

En otras palabras la idea del Fondo es que los contribuyentes paguen más. Se plantea llevar adelante una evaluación para identificar a los contribuyentes que están registrados como monotributistas, pero no corresponden a la categoría. “Se necesita examinar el sistema del monotributo desde una perspectiva general y su relación con los impuestos de ingresos personales”, remarca la evaluación.

La AFIP llevará adelante una auditoría del monotributo sobre el 20% de los contribuyentes en este régimen, según la meta propuesta. “Hay 3,5 millones de contribuyentes dentro del monotributo. “La gran diferencia entre el régimen simplificado y el general generó, con el tiempo, que los contribuyentes optasen por el simplificado, generando pérdidas de ingresos”, argumentó el equipo técnico del FMI. Otro punto es expandir la cobertura de la oficina de Grandes Contribuyentes en Buenos Aires para monitorear el resto del país. A eso se suman cambios en los sistemas para proveer mejor soporte a las operaciones de la AFIP.

En diálogo con LT10, Andrés Mir, contador y economista del IARAF explicó que lo que implica esta medida es un paso de un monotributo al régimen general. En este segundo se pagan mucho más impuestos y es la razón por la cual nadie quiere pasar. El monotributo abarca tres impuestos. Seguridad social, iva, y ganancias. Se paga en promedio 1600 pesos. Si pasa a la próxima categoría ya se iría a 2600 persos.

La mayor diferencia se va a notar entre los comercios y los servicios en lo que respecta a las ganancias. El impuesto para una persona que está en la categoría más alta como monotributista es de 4600 pesos. En el pase al régimen si es un comercio la diferencia no será tan grande porque destinará parte del dinero a la compra de nuevos productos. En el caso de los servicios sí se va a notar mucho y pasará a pagar 11 mil pesos por mes y será el triple de lo que está pagando.

Si un contribuyente que presta servicios profesionales a título personal, sin personal a cargo ni gastos vinculados con su actividad, como ser el caso de un escritor, un periodista, un profesor de educación física, o cualquier profesional independiente, la situación es la siguiente: para el año 2019 pueden facturar dentro del Monotributo hasta la suma de $ 1.151.066,68, siendo que la carga fiscal anual, entre el impuesto integrado, aporte jubilatorio y obra social asciende a $ 75.054,96.

Para finalizar el especialista dijo que “no hay que demonizar al monotributo”. Además destacó: “debe existir, hacerle unas mejoras pero sin dejarlo de lado. Es difícil de fiscalizar y muchos contribuyentes quedan dentro de la categoría más baja durante años y eso hace que no se paguen los impuestos correspondientes. Hay que hacer una reforma tributaria en serio solucionando problemas más de base”.

FUENTE: LT10

La Revista de Rincón

Impacto de tarde

Noticias relacionadas