Dan fin al tratado nuclear de la Guerra Fría y EE.UU. ya se prepara para probar una nueva arma

El pacto INF fue firmado por Reagan y Gorbachov. Su final reaviva el temor a una carrera armamentística entre las potencias mundiales.

Desde ahora el mundo es un lugar todavía más peligroso. Las puertas –hasta este viernes cerradas para el desarrollo de armas prohibidas– acaban de abrirse luego de que Estados Unidos y Rusia dejaron morir el viernes al tratado de desarme nuclear INF, firmado al final de la Guerra Fría. La decisión reaviva el temor a una carrera armamentística entre las potencias mundiales. De hecho, Washington planea probar en las próximas semanas un nuevo misil.

El tratado sobre armas nucleares de alcance intermedio (INF, por sus siglas en inglés) de 1987 limitó el uso de misiles de alcance intermedio (de 500 a 5.500 km), tanto convencionales como nucleares.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, anunció la retirada formal de Washington en un comunicado en un foro regional en Bangkok, minutos después de que Rusia declarara el fin del tratado.

Ambas partes señalaron durante meses su intención de retirarse del tratado, intercambiando acusaciones de romper los términos del pacto.

“Rusia es el único responsable de la desaparición del tratado”, dijo Pompeo en un comunicado al término de una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Poco antes del anuncio de Pompeo, el ministro ruso de Relaciones Exteriores dijo en Moscú que el tratado había terminado “por iniciativa de Estados Unidos”.

El viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi Riabkov, también urgió a Estados Unidos a implementar una moratoria en el despliegue de misiles nucleares de alcance intermedio tras abandonar el INF.

Washington acusó a Rusia durante años de desarrollar un nuevo tipo de misil, el 9M729, alegando que violaba el tratado, una postura que apoyó la OTAN.

El misil tiene un alcance de unos 1.500 km, de acuerdo con la OTAN. Pero Moscú afirma que solo puede recorrer 480 km.

Nuevo misil
EE.UU. en tanto se prepara para probar una nueva arma en las próximas semanas. Se trata de un misil que hasta hoy habría estado prohibido, pero ya no lo está.

Estados Unidos está planeando un vuelo de prueba de tal arma en las próximas semanas, según un alto funcionario de la administración Trump, que no estaba autorizado para discutir públicamente el desarrollo de armas y solo habló bajo condición de anonimato.

El presupuesto actual del Pentágono incluye US$ 48 millones para investigación sobre posibles respuestas militares a las violaciones rusas del tratado INF, pero las opciones no incluyen un misil nuclear.

El funcionario restó importancia a la prueba y dijo que no fue una provocación contra Rusia. Debido a que Estados Unidos se adhirió al tratado durante 32 años, está a “años de distancia” de desplegar efectivamente armas previamente prohibidas en virtud del acuerdo, dijo el jueves el funcionario.

Noticias relacionadas