Santa Fe: detenciones por incumplir el aislamiento, verificaciones en comercios y refuerzos de seguridad

A raíz de la pandemia, las autoridades locales suman esfuerzos para controlar que se cumpla la cuarentena y se respeten los precios máximos de los productos

Colas en supermercados, farmacias y autoservicios de barrio. Botellas de alcohol que se venden a 300 pesos y un puñado de inspectores de la Secretaría de Comercio recorriendo locales. Un sistema sanitario con buena infraestructura, pero que se prepara contrarreloj para cuando se incremente la curva de demanda de enfermos. Más de veinte detenidos por incumplir la cuarentena tras regresar desde el exterior. Cuatro ciudades cercadas y en aislamiento y las fronteras con Chaco cerradas para el tránsito de personas. Así vive Santa Fe el inicio de la crisis del coronavirus: entre la incredulidad y la tensa espera.

El último parte oficial confirmó dos enfermos de coronavirus y 39 bajo estudio en la provincia. En las últimas horas llegaron refuerzos de móviles para las fuerzas federales asentadas en la provincia y se anunció la construcción en el Gran Rosario de uno de los ocho hospitales que levantará la Nación.

Mientras tanto, la vida cotidiana se fue ralentizando con el transcurrir de los días, con colas en supermercados y locales de primera necesidad y escasa actividad en el resto. La provincia dispuso a partir de las 0 del viernes y por el fin de semana largo el cierre de shoppings y centros comerciales y el cese de servicios de transporte de pasajeros que cubren distancias mayores a 60 kilómetros. Casinos, cines y centros culturales ya no abren sus puertas hace varios días.

Detenidos

El Ministerio Público Fiscal informó hasta el jueves un total de 27 detenciones. En todos los casos es por no cumplir las medidas de aislamiento social obligatorias tras regresar del exterior. La mayoría fueron denunciados de forma anónima al 0800-555-6768 que dispuso el gobierno provincial para ese fin o al 911.

Una vez que el 0800 o el 911 reciben los llamados, la Policía hace un primer filtro e informa a la fiscalía los casos concretos. El paso siguiente es iniciar las averiguaciones para dar con el paradero y se produce la detención: la modalidad hasta el momento es la reclusión domiciliaria, si es necesario con una consigna policial de custodia.

El fiscal Gabriel Ponce Asahad fue terminante en cuanto a que todos serán sometidos a proceso penal en audiencia oral y pública una vez que se cumplan los 14 días de aislamiento en audiencia.

La fiscalía también coordina con la Dirección de Migraciones. El jueves a la tarde tenían en estudio en Rosario la deportación de un ciudadano brasileño y seguían de cerca a 3 turistas ecuatorianos y uno suizo que hasta el momento respetaban el aislamiento.

Hasta este jueves, se registraron 27 detenciones. En todos los casos se trató de personas que no respetaron la cuarentena tras regresas de zonas de riesgo.
Hasta este jueves, se registraron 27 detenciones. En todos los casos se trató de personas que no respetaron la cuarentena tras regresas de zonas de riesgo.
La primera detención se dio el domingo pasado. Fue una joven de 21 años recién regresada de Europa a la que la Policía ubicó en casa de una amiga. Había sido denunciada anónimamente después de mofarse en redes sociales de la cuarentena y las medidas de aislamiento. Además de ser arrestada, la Municipalidad le clausuró el local que tiene frente a su vivienda en pleno centro de Rosario.

Otro caso con ribetes de película ocurrió en San Guillermo, en el noroeste provincial, límite con Córdoba y Santiago del Estero. El sábado a la noche, cuando ya regía la prohibición de reuniones de más de 50 personas, se realizó en el Club Unión un casamiento con unos 200 invitados. Después de idas y vueltas a lo largo del día, a las dos de la madrugada la fiscalía de turno ordenó la clausura de la fiesta, en base a la denuncia de la intendenta interina, los 6 concejales y varios particulares. Tanto los organizadores como las autoridades del club serán sometidos a proceso penal.

Muy cerca de allí está Ceres, la primera localidad de la provincia sometida a aislamiento. La medida ahora se ejecuta con férreos controles policiales, pero resultó dificultosa los primeros días, lo que motivó un ácido cruce entre la intendenta Alejandra Dupouy y el ministro de Seguridad Marcelo Sain.

Por otra parte, en las últimas horas se puso en marcha la célula operacional de crisis integrada por fuerzas de las policías provincial y Federal, Gendarmería y Prefectura. Las fuerzas nacionales recibieron un refuerzo de 66 vehículos para esta misión.

A su vez, funcionarios nacionales recorrieron el predio anexo al actual hospital Eva Perón de Granadero Baigorria, donde en las próximas semanas se levantará un hospital modular con 24 camas de terapia intensiva, 46 camas de internación y boxes de aislamiento.

Precios y stock

La otra postal de los últimos días fue la cantidad de consumidores en supermercados, distribuidoras y autoservicios de barrio. En paralelo comenzaron a multiplicarse reclamos.

“La gente no miente. Verificamos casos en los que no está publicado el precio o que no hay producto en góndola o el precio es abusivo. Eso está pasando. Lo que no ocurre en ningún caso es que falte stock. Nosotros estamos en contacto permanente con las cámaras empresarias, de supermercadistas, frigoríficos, mercados de productores, entre otros. Todos están produciendo y distribuyendo; no hay faltante de stock”, le explicó a Infobae Juan Marcos Aviano, quien durante años dirigió una ONG de derechos del consumidor y desde diciembre es el secretario de Comercio Interior y Servicios de la provincia. Aclaró que “sólo Ceres, Las Toscas y Recreo pueden llegar a sufrir algún retraso por cuestiones de controles, porque son localidades que fueron declaradas en cuarentena total”.

“Lo que ocurre es que en algunos casos son faltantes circunstanciales por la alta demanda que el propio negocio no llega a reponer y en otros casos hay abusos. Cuando lo detectamos, requerimos al comercio la factura de compra mayorista o la lista de precios de hace un mes. Si se excusa que no la tiene o no la encuentra, igual labramos el acta de infracción y le damos 5 días hábiles para hacer el descargo”, explicó el funcionario.

La Secretaría de Comercio salió a la calle con la idea de marcar presencia, en especial en rubros supermercados y farmacias. La contra es que apenas dispone de 11 inspectores, tres de los cuales los sumaron para esta emergencia desde otros puestos del Estado: 5 están en la capital provincial, 3 en Rosario y 3 en Reconquista. En las 362 comunas y ciudades restantes las verificaciones dependen de la colaboración de las autoridades locales. Los municipios no tienen potestad para labrar infracciones, pero sí pueden hacer un acta de constatación y elevar la información.

“La gente se enoja, pero no podemos estar en todos los lugares verificando cada denuncia. Vamos a los principales supermercados o en casos puntuales”, explicó Aviano. Hasta ahora son más las denuncias mediáticas que por canales formales: hasta el jueves a la tarde el sitio oficial santafe.gob.ar/precios-santafesinos/coronavirus sólo había registrado 65 en toda la provincia.

Fuente: Infobae

www.datagenconsultora.com.ar

Mio Sabores - San Jerónimo 3170 - 3425165751

Noticias relacionadas