Ayuda oficial Bono de $ 10.000: qué pasa con los hijos mayores que viven con sus padres

Solo se puede recibir un subsidio por grupo familiar, pero los hijos de 18 a 25 podrían cobrarlo.

Los hijos mayores de 25 años, si reúnen los requisitos, cobran el subsidio extraordinario del $ 10.000. Y, aquellos que tienen entre 18 y 25 años también reciben la ayuda si tienen y acreditan un domicilio distinto al de sus padres

Así señala la reglamentación del subsidio extraordinario de $ 10.000 (el denominado Ingreso Familiar de Emergencia o IFE), que ratifica que el subsidio se otorgará sólo a un integrante del grupo familiar, aclarando que cuando lo hayan pedido más de una persona del grupo familiar, los $ 10.000 se otorgarán y abonarán “preferentemente a la solicitante mujer”.

Para percibir este beneficio, el grupo familiar está compuesto por el solicitante, su cónyuge o conviviente y sus hijos menores de 18 años, o sin límite de edad en el caso de hijos con discapacidad”. Y agrega que “cuando el solicitante tenga menos de 25 años, deberá acreditar un domicilio de residencia distinto al de sus padres para que se lo asimile a un grupo familiar unipersonal”.

De aquí se desprende que un desocupado, informal o monotributista de las categorías A y B de entre 18 y 25 años que no vive con sus padres, si acredita un domicilio distinto, tiene derecho a cobrar los $ 10.000 aunque sus padres sean también informales y cobren ambos un solo beneficio de $ 10.000. Y si tienen más de 25 años lo percibe, con independencia de que lo cobren o no sus padres, si reúne los requisitos y demás condiciones.

La reglamentación también precisa que la ANSeS deberá notificar al solicitante del subsidio “si reúne la totalidad de los requisitos exigidos para percibir el IFE, en virtud de los resultados de la evaluación efectuada, informando, en caso de denegatoria, la circunstancia de exclusión comprobada”.

Para controlar, supervisar y eventualmente recuperar cobros indebidos del subsidio, “la ANSeS podrá efectuar controles adicionales a los establecidos en la presente para la realización de las evaluaciones socioeconómicas y patrimoniales, pudiendo utilizar, a esos fines, la información de las bases y de los registros administrativos obrantes en el organismo, así como de todos aquellos a los cuales tenga acceso. Prioritariamente, se controlarán y supervisarán las solicitudes y otorgamientos del IFE respecto de grupos familiares unipersonales, a fin de evitar su percepción indebida”, indica la norma.

Por su parte, “en el caso de un grupo familiar que ya percibe Asignación Universal por Hijo o Asignación por Embarazo para Protección Social, el IFE se abonará a los titulares de dichos beneficios de forma automática, sin que deba mediar solicitud previa, en virtud de que se presume la situación de real necesidad referida precedentemente, sin perjuicio de los controles que el organismo de aplicación realice con posterioridad al otorgamiento y de la procedencia del recupero por sumas percibidas indebidamente”.

En relación al pago, el subsidio “se abonará a través de una transferencia bancaria en la cuenta bancaria del solicitante, siempre y cuando fuera posible este canal”. Y si no fuera posible, “el pago se gestionará a través de otras modalidades que ANSES disponga, entre ellas, la de “Punto Efectivo” de la Red Link del Banco de la Nación Argentina y la de modalidad “automatizada” del Correo Argentino.

 

 

www.datagenconsultora.com.ar

Mio Sabores - San Jerónimo 3170 - 3425165751

Noticias relacionadas