Lobos marinos invaden las calles de Mar del Plata

Varias imágenes de lobos marinos deambulando y reposando por las calles del puerto de Mar del Plata, en Argentina, le han dado la vuelta al mundo.

Una pequeña colonia de lobos marinos, que es una tradicional postal del balneario argentino de Mar del Plata, que luce desierta en esta cuarentena por el nuevo brote de coronavirus.
Como en otras partes del mundo donde los animales se atreven a andar en las calles y veredas, aquí los leones y lobos marinos, símbolo del principal balneario argentino, retozan al sol plácidamente.
En un estacionamiento o frente a tiendas de souvenirs con sus persianas bajas, buscan lugares para asolearse.

Sea lions are seen on a street of Mar del Plata harbour during the lockdown imposed due to the new COVID-19 coronavirus pandemic, in Mar del Plata, some 400 km south of Buenos Aires, Argentina on April 16, 2020. (Photo by MARA SOSTI / AFP)

“Tiene mucho que ver el tema de la cuarentena que al no haber personas transitando entonces el lobo marino se aventura a caminar un poco más de lo habitual para buscar refugio del viento”, explicó Juan Lorenzani, presidente de la Fundación Fauna Argentina.
Acostumbrados al bullicio de una ciudad que tiene turismo todo el año, el silencio desde el inició de la cuarentena, que es obligatoria en Argentina desde el 20 de marzo, es un recreo para estos animales marinos.
“Son animales que pesan 350 kilos y hasta 500 kilos los más grandes”, explica Lorenzani.
“En Mar del Plata tenemos una característica que es que la colonia se compone de todos machos”, agregó este biólogo que porta cubrebocas por prevención.

Sea lions are seen on a street of Mar del Plata harbour during the lockdown imposed due to the new COVID-19 coronavirus pandemic, in Mar del Plata, some 400 km south of Buenos Aires, Argentina on April 16, 2020. (Photo by MARA SOSTI / AFP)
Sea lions are seen on a street of Mar del Plata harbour during the lockdown imposed due to the new COVID-19 coronavirus pandemic, in Mar del Plata, some 400 km south of Buenos Aires, Argentina on April 16, 2020. (Photo by MARA SOSTI / AFP)

En una mañana soleada y ventosa, un enorme león marino sube empeñoso la escalinata de cemento que separa la playa de la explanada del puerto y se acomoda al sol junto a otros miembros de la manada.
“Ellos mismos termorregulan su temperatura, depende de cómo está el clima, buscan refugio del viento o no”, explica el científico. Apenas un par de personas transitan cerca y casi nada de vehículos.
La cuarentena es obligatoria y sólo están exceptuadas las actividades consideradas esenciales como reparto de alimentos y atención en farmacias.
“No es casual que los lobos marinos estén en la calle y ahora como falta la presencia humana digamos, el animal aprovecha un poco la situación para buscar más comodidad”, dice Jorge Barcio de camino a hacer compras y obligado a una cuarentena de la que no saben los lobos marinos.

Fuente: NatGeo Lat

www.datagenconsultora.com.ar

Mio Sabores - San Jerónimo 3170 - 3425165751

Noticias relacionadas