Cada Vez que llueve

Como es mi Barrio cada vez que llueve

En cada Barrio que he vivido la lluvia ha complicado mi salida o vuelta a casa, hay uno que tengo muy presente cada vez que llueve “Barrio Arenales” en el cual vivía en el 2003 cuando las defensas del Rio Salado no resistieron y quedó mi casa tapada por el agua.

Recuerdo ese barrio y esa situación tan dolorosa porque cada vez que llueve me veo a mi misma con 12 años parada cerca de la puerta de entrada a mi casa en ese momento viendo como desde la esquina se asomaba con furia el agua, tarde en reaccionar pero tenia a mi familia que me ayudo a subir al techo por el tapial de mi vecino.

La herida del 2003 se abre y las imágenes no dejan de aparecer en mi cabeza “como una película que ya vi una y mil veces”, porque me sigo inundando cada vez que llueve sea el barrio que sea en el que vivo veo la misma realidad “llueve y las calles se inundan”, corta la luz por horas o días, no podes ni salir a comprar víveres ni a trabajar, no entran los remises ni las ambulancias.

Podría hablarles de muchos barrios en los que he recorrido pero hoy te hablaré del que vivo yo “Santa Rosa de Lima”, en el que muchos y muchas que conozco me han dicho una frase al referirme al lugar “al menos tenes asfalto”, “Sí, si pero… nos inundamos igual, se corta la luz seguido y las calles se tornan intransitables no solo cuando no llueve sino que cuando llueve el agua se acumula días en los grandes baches que tiene mi cuadra y esa misma que decís que esta asfaltada calle Mendoza”.

Hoy escribo desde la bronca e impotencia de no haber podido salir de mi casa para ir a trabajar, esperé a que pare de llover para ir a la parada del 8 o el 18 pero la hora pasaba y la lluvia no cesaba, veía desde mi ventana como se seguía inundando el pasillo en el que viven varias familias y decidí contactar un remis de la empresa “Remises Real” que es uno de los pocos que quieren entrar al barrio, pero la respuesta no tardó en llegar y me dijeron que tenían varios pedidos para esta zona pero los remises no entraban por la cantidad de agua que había en las calles “así que tuve que quedarme en casa”.

Vivir en zonas que se inundan que tienen constantes cortes de luz o falta de agua potable, calles realmente intransitables te impiden realizar actividades in dispensables de la cotidianidad, te hacen tomar decisiones que “pueden costarte hasta perder un trabajo, no llegar a la farmacia o a conseguir la alimentación del día”. Tal vez para algunos/as no es tanto que no puedas acceder a todo eso, pero… te aseguro que para los y las que vivimos en barrios populares con todos estos inconvenientes es muy triste porque “Cada vez que llueve es un 2003 que duele”.

 

Inundación del 2003

 

www.datagenconsultora.com.ar