A 14 años del asesinato de Carlos Fuentealba: “La lucha continua vigente”

Se cumplen 14 años del asesinato del docente Carlos Fuentealba y la lucha continua vigente

Un día como hoy pero de 2007, después de varios días sin obtener respuesta por parte del Gobierno Provincial, los Docentes deciden en asamblea cortar la Ruta Nacional 22 (a la altura de Arroyito). En respuesta al corte, Jorge Sobisch da la orden a la policía de la Provincia de impedir que los manifestantes cortaran la ruta.

Los efectivos empiezan a arrojar gases lacrimógenos y balas de goma, acompañados también por un carro hidrante. Muchos de los Docentes se refugian en una estación de servicio cercana y otros son perseguidos por policías a pesar de ya haberse retirado de la ruta “comienza la represión”.

Una vez expulsados los Docentes de la ruta y tras una conversación entre dirigentes y policías en la estación de servicio, se detiene el accionar policial y los Docentes se retiran en grupo, a pie y en autos, hacia la ciudad de Senillosa, escoltados por camionetas policiales. Hasta que sin aviso, las camionetas policiales se adelantan a la caravana y reanudan el uso de la fuerza.

Es entonces cuando el Cabo José Darío Poblete dispara, a unos dos metros de distancia, una granada de gas lacrimógeno hacía el Fiat 147 donde, en el asiento trasero, viajaba Carlos Fuentealba. El proyectil atraviesa el vidrio del auto e impacta en la nuca de Fuentealba, causándole un hundimiento de cráneo. Los demás manifestantes no podían comprender lo que acababa de pasar. Entre gritos, llantos y desesperación, rápidamente llamaron a una ambulancia para que traslade a Carlos al hospital más cercano.

Cuando el Cabo José Darío Poblete dispara, a unos dos metros de distancia, una granada de gas lacrimógeno hacía el Fiat 147 donde, en el asiento trasero, viajaba Carlos Fuentealba. El proyectil atraviesa el vidrio del auto e impacta en la nuca de Fuentealba, causándole un hundimiento de cráneo. Los demás manifestantes no podían comprender lo que acababa de pasar. Entre gritos, llantos y desesperación, rápidamente llamaron a una ambulancia para que traslade a Carlos al hospital más cercano.

Una vez en el hospital provincial, Fuentealba fue sometido a dos operaciones y finalmente murió al día siguiente. El día que murió tenía 40 años y dos hijas de 10 y 14 años. Desde entonces, la CTA, la CTERA, ATEN y el SUTEBA han acompañado a Sandra Rodríguez de Fuentealba, en el reclamo por el juicio y castigo a los responsables del asesinato. Se realizaron marchas, movilizaciones, junta de firmas, petitorios y todo tipo de actividades artísticas.

Gracias a la lucha docente, el martes 8 de julio de 2008, la Cámara Criminal Primera de Neuquén condenó a prisión perpetua con la inhabilitación absoluta y perpetua al policía Darío Poblete. Esta sentencia se conoció como Causa Fuentealba I. En agosto de 2019, la Sala Penal dejó sin efectos los sobreseimientos que el mismo Tribunal Superior de Justicia había resuelto años atrás.

14 años pasaron pero la lucha continua vigente en familiares, amigos, ex alumnos y alumnas que ya no pudieron participar de sus clases y de la comunidad educativa en general que lleva su cara y su nombre como bandera en cada lucha docente. Es por eso que se sigue exigiendo juicio y castigo para los responsables del asesinato del docente Neuquino Carlos Fuentealba.

www.datagenconsultora.com.ar

Noticias relacionadas