Padres se quejan por la presencialidad y el frío en las aulas

Familias y docentes plantean el interrogante sobre la vuelta a clases con ventilación, en un momento de la pandemia que aún es crítico. Quieren retomar después del invierno.

Hace más de un año que los santafesinos venimos respondiendo a las distintas restricciones que se nos imponen, para tratar de cuidarnos entre todos del coronavirus. Una de las decisiones más importantes, siempre que se registraron aumentos de casos, fue la de suspender el dictado de clases presenciales, implementando la modalidad a distancia. 

Ante esto, padres organizados y profesionales de muchas disciplinas comenzaron a manifestarse. Aseguraron que las escuelas no son lugares de contagio y comenzaron a presionar, sobre todo desde este año, con la vuelta a la presencialidad.  

Así las cosas, el gobierno santafesino comenzó a plantear prioridades en el paulatino regreso a la normalidad. La semana pasada, las autoridades remarcaron que la presencialidad escolar sería donde más pondrían el foco. De esta manera, retornó primero el nivel inicial y, esta semana, el primario en toda la provincia y el secundario en ciudades con bajo riesgo epidemiológico. 

Pero este retorno planteó un serio problema: Los protocolos de coronavirus exigen total ventilación en las aulas. Justo en una semana en la que el frío alcanzó temperaturas cercanas a los cero grados, como hacía tiempo no pasaba en la capital santafesina. 

Esto motivó que muchos padres e incluso docentes planteen cierta contradicción: tanto tiempo esperando volver y justo lo hacemos con temperaturas tan bajas y todo ventilado. Plantean que lo más coherente sería mantener la modalidad remota hasta que el frío merme. Algunos hablan de, directamente, esperar a la primavera. 

Veremos qué repercusiones tiene esta creciente mirada en las decisiones gubernamentales. 

escuchanos on line o sintoniza la FM 100.5

Noticias relacionadas