Recetas de verano: ensalada fría de pollo

Contra las altas temperaturas en la ciudad, una propuesta fresca y deliciosa para hacerle frente.

Va para el almuerzo, la cena o como tentempié. Juega de lo que le pidas y lleva pocos ingredientes, rinde y además te espera lista en la heladera. Andá tomando nota. Lleva:

  • 1 kilo de pechuga o pata muslo
  • 1 lata de palmitos
  • 1 taza de aceitunas negras
  • 1 ananá –fresca o enlatada-
  • ½ taza de mayonesa
  • 10 cucharadas de leche
  • Sal y pimienta al gusto

El primer paso es cocinar la carne de pollo a la plancha. Una vez fría, hay que cortarla en cuadritos bien chicos –o más o menos como te salga- y colocarla ya en el recipiente final donde vas a almacenar la ensalada. Luego cortás y/o pelás las aceitunas negras dependiendo como sean las que conseguiste –con o sin carozo- y las agregás. Lo mismo con los palmitos, si son en trozos los podés dejar así o cortarlos en trozos más pequeños si son muy grandes.

El ananá es medio rebelde para pelar. Con un buen cuchillo la sujetás bien de la corona –la parte verde de arriba- y le vas sacando la cásacara. Cuando termines con la cáscara ahí recién le cortás la corona -al menos así me resulta más fácil a mí-. Ahora a cortar en cubitos también y agregar al recpiente con los demás ingredientes.

A la media taza de mayonesa agregále la leche y sal y pimienta al gusto. Revolvé como si fuera el fin del mundo y verté la mezcla sobre los otros ingredientes asegurándote de mezclar bien para que llegue a todos los bordes.

Tapá bien –tapa o papel film- y reservá en la heladera al menos unas cinco o seis horas para que los sabores se asienten.

¡Y listo el pollo! Podés acompañarla con unas tostadas que van bien o directamente consumirla a cucharadas.

 

www.datagenconsultora.com.ar

Noticias relacionadas