Canotaje en el Salado: el desafío de remontar la bajante

El escaso nivel del río no sólo provoca daños ambientales y económicos. El tránsito de embarcaciones puede ser problemático e inclusive peligroso. Kayaks y piraguas son por ahora la única opción.

Navegar en un río con bajo nivel de agua puede ofrecer inconvenientes para todo tipo de embarcaciones. En este momento es imposible transitar por el Salado con lanchas o barcas de mediano porte debido a que la altura del nivel del río no llega a los 2 metros (el nivel medio normal es de 10 a 12 metros). La única forma de hacerlo es con piraguas o kayaks. Es por eso que la Municipalidad de Santo Tomé reabrió la Escuela de Canotaje, donde se imparten los conocimientos mínimos para realizar esta actividad con fines recreativos.

.                                                            

Las condiciones actuales del río hacen que el profesor de canotaje, Gustavo Medrano, agregue a las indicaciones de cuidado y precaución algunas advertencias acerca de los problemas que pueden presentarse al navegar con un nivel mínimo de agua.

El poco caudal “descubre” bancos de arena y residuos de considerable tamaño que estaban ocultos bajo el agua en condiciones normales. El barro lindante a la orilla también ofrece un problema al navegante desprevenido: lo que parece firme constituye una trampa a la hora de bajar o subir la embarcación.

.                               

A pesar de esos inconvenientes, y con las precauciones necesarias, los entusiastas alumnos se animan a esta actividad que permite acercarse a la naturaleza un poco mas y conocer lugares del río imposibles de acceder de otra manera. Mientras tanto, se esperan las lluvias que devuelvan al Salado su caudal normal.

   

Hay que tener mucha precaución : conocer el lugar y tener en cuenta también las condiciones climáticas

El profesor Gustavo Medrano, instructor de canotaje, nos habla de los peligros de navegar con un nivel de agua tan bajo.

 

www.datagenconsultora.com.ar

Noticias relacionadas