Convocan a un abrazo a la Reserva Ecológica de la Costanera Este

Organizaciones ambientalistas y santafesinos en general se oponen a la construcción de un aulario en un terreno lindero a la Reserva.

La Universidad Nacional del Litoral anunció hace poco la ampliación de la Ciudad Universitaria, con la construcción de nuevas aulas que serán utilizadas por las cinco facultades que integran el predio. De hecho, el proyecto viene de larga data, pero recién ahora comenzó a darse a conocer, con el desmonte que dio mucho que hablar al ser registrado desde el aire (foto de portada). 

 Estas construcciones se realizarán en una esquina lindante con la Reserva Ecológica. En efecto, al verse la foto, da la sensación de que las obras fueran en la misma Reserva. Esto fue lo que generó las protestas de ambientalistas que el sábado pasado realizaron un abrazo simbólico por el avance de las obras y mañana harán otro. 

Cuando la situación comenzó a tomar notoriedad, el director de Obras y Servicios de la UNL, Marcelo Saba, aseguró que todos los estudios de impacto ambiental fueron realizados, aprobados por el Ministerio de Medio Ambiente, autorizados por la Municipalidad de Santa Fe y que “el préstamo otorgado para la ejecución de la construcción de aulas fue otorgado por un organismo internacional que tiene muchas exigencias ambientales”. También recordó que fue la propia universidad -junto a la “Fundación Hábitat- quienes crearon la reserva y la administraron, trabajando actualmente en su conservación. Dijo que el Ministerio de Medio Ambiente -que es quien “tiene el poder de policía” – fue quien otorgó la categoría uno (de riesgo ambiental bajo o nulo) para la ejecución de los trabajos. Saba explicó que el organismo internacional que otorga los fondos tiene exigencias elevadas en materia ambiental y que “toda la documentación de la obra, los permisos y hasta una explicación jurídica de por qué se otorga categoría uno ambiental, se encuentra disponible en la web de la universidad en la sección de infraestructura, por lo cual es de acceso público”. 

LA CONVOCATORIA 

Todas estas explicaciones no son suficientes para un grupo muy heterogéneo de gente, denominado “Comunidad por la naturaleza”. Son casi todos graduados de la misma UNL. Algunos ingenieros ambientales, biólogos, arquitectos, veterinarios, abogados, etc. Por eso, están tratando de difundir acciones para que se evite la construcción. Ellos insisten en que la misma perturbaría el hábitat de las especies que ahí viven. “Podrían construirla en otro lado” afirman y, por eso, convocan este sábado a un segundo  abrazo a la reserva.  

El encuentro comenzará a las 14hs, con actividades como visitas guiadas, confección de carteles y experiencias con flora y fauna. El abrazo propiamente dicho será a las 16hs.

Publicite Aquí

Noticias relacionadas